PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Un túnel lleno de residuos altamente radiactivos se acaba de hundir en EEUU

H

 

El "lugar más tóxico de América" en situación de emergencia

A.O.

10 Mayo 2017 16:45


Hanford, el llamado "el lugar más tóxico en América" debido a que es un gigantesco almacén nuclear, está en situación de emergencia. El Departamento de Energía de Estados Unidos (DOE) informó que ayer se produjo el hundimiento de un túnel lleno de residuos altamente radiactivos. Cientos de trabajadores recibieron la orden de ponerse a cubierto, cerrar las ventanas y que no comieran ni bebieran nada hasta que se comprobara que no se había liberado radiación.

Según fuentes oficiales, "no hay evidencia de que haya heridos" y no se ha detectado ninguna fuga de material radiactivo, pero los expertos continúan investigando la escena y aproximadamente diez trabajadores siguen retenidos en el interior de la instalación.

Hanford es un complejo que abarca 1.500 kilómetros cuadrados en el que se produjo inmensas cantidades de plutonio para fabricar arsenal atómico durante la Guerra Fría. Aunque hoy en día todas las plantas están inactivas, alberga millones de galones de desechos radiactivos que los trabajadores se encuentran desmantelando desde 1980. El proyecto de limpieza asciende a 110.000 millones de dólares y se calcula que no se terminará hasta 2060.

El desprendimiento del túnel, a través del cual se transportan residuos en vagones, se encuentra en una instalación conocida como Purex. En ese momento, ningún empleado se encontraba en la zona. Fueron unos trabajadores los que en su jornada rutinaria descubrieron que el túnel se había derrumbado formando un hoyo de seis por seis metros.

Fuente Science Alert

Fuente Science Alert

Aunque se ha sugerido que las vibraciones de las carreteras cercanas pueden haber causado el colapso del túnel, Destry Henderson, portavoz del Centro de Emergencia de Hanford, ha recordado que "es demasiado temprano para saber qué causó que el techo se derrumbara" y que "tal vez no lo sepamos por algún tiempo".

El complejo, que se ubica a 320 kilómetros al sureste de Seattle, ha sido objeto de críticas después de que una veintena de trabajadores cayeron enfermos por haber estado expuestos a vapores químicos en 2014.

Hoy el foco vuelve a estar en el gran basurero químico de Estados Unidos.

share