PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

McCátedras universitarias a precio de saldo: 30.000 euros

H

 

¿Qué le están haciendo a la Universidad Complutense? Hablamos con el profesor Fernando Ángel Moreno sobre las últimas medidas para facilitar la entrada a las empresas

Ignacio Pato

27 Enero 2016 13:04

Si en Madrid ya nos acostumbramos a la estación Vodafone-Sol, quizá pronto nos familiaricemos con una parada Ciudad Universitaria-El Corte Inglés o con el hecho de estudiar en la Universidad Complutense-L'Oreal. Recientemente, el profesor de la facultad de filología Fernando Ángel Moreno denunciaba con este texto las novedades con que la UCM ha abierto 2016.

1. ALGO MÁS QUE PATROCINIO

"La Complutense ha sellado su venta a los intereses privados", afirma Moreno. Según el Boletín Oficial de la UCM del 12 de enero pasado, a partir de ahora podrán entrar en la universidad patrocinadores capaces de crear titulaciones, modificar planes de estudio o contratar a determinados profesores.

Las empresas participantes, encuadradas en las categorías de patrocinadores estratégicos —con una aportación de un millón de euros al año—, de honor —500.000 € en tres años— o cátedras extraordinarias —30.000 al año—, podrán retener la propiedad de patentes alcanzadas y serán debidamente publicitadas por la UCM

Este proceso de mercantilización se enmarca en el Plan Bolonia, lleva años en marcha pero este es su avance más impune y con menos controles

"Este proceso de mercantilización se enmarca en el Plan Bolonia, lleva años en marcha pero este es su avance más impune y con menos controles". Moreno alude al que identifica como el mayor peligro: la falta de transparencia. "Todo está en manos de la empresa y del rector y vicerrector, no hay más control que ese. Es muy tentador para llevarse comisiones, todo queda en manos de la buena voluntad", alerta.

Moreno, que critica también el caracter ambiguo del texto, mantiene que a medio o largo plazo las empresas "harán absolutamente lo que quieran". "Ya existen cosas parecidas en otras universidades madrileñas, en los consejos sociales están El Corte Inglés o Mapfre incidiendo en titulaciones y presupuestos. La UCM ya tiene un contrato de exclusividad con el Banco Santander", explica.

2. GOBIERNO AUTONÓMICO VS COMPLUTENSE

Para este profesor de Teoría del Lenguaje Literario, estamos hablando de un conflicto político en dos niveles: autonómico y nacional.

"El gobierno de la Comunidad de Madrid, para quitarle poder a la universidad, le quita dinero... Y la universidad responde con medidas enormemente arriesgadas y mercantilistas como esta", afirma Moreno.

A pesar de su reducción en los últimos años de la gestión de Carrillo, la UCM arrastra una deuda en torno a 70 millones de euros. La Complutense ha reprochado amargamente al gobierno autonómico del Partido Popular unos recortes de dinero público que se han traducido en significativas subidas de tasas. En concreto, la UCM casi ha duplicado sus ingresos por tasa entre 2008 y 2015.

Es un conflicto político motivado por recortes en educación pública sobre los que el Consejo Europeo ya alertó a España. La deuda de la Complutense no es tan difícil de pagar, pero el gobierno regional hace lo posible para tener ahogada a la universidad

Desde hace dos años, la universidad alquila espacios como aulas, laboratorios, bibliotecas, instalaciones deportivas o incluso su jardín botánico, con precios entre los 160 y los 12.000 € por jornada completa.

"La Comunidad debe muchos millones a la Complutense. Han perdido muchas sentencias judiciales en este sentido y lo que han hecho ha sido meter esas cantidades, ese pago que nos deben, como si fuera del presupuesto. La deuda de la Complutense no es tan difícil de pagar, pero el gobierno regional hace lo posible para tener ahogada a la universidad".

"Es un conflicto político motivado por recortes en educación pública sobre los que el Consejo Europeo ya alertó a España", denuncia Moreno.

¿Pero para qué querría el Gobierno de Madrid debilitar a una institución suya como es la universidad? La estrategia recuerda a episodios que están teniendo lugar en la sanidad: mientras hospitales como La Paz o el Clínico San Carlos sufren recortes, la Comunidad gastó un 7% más en tratar pacientes en la privada y concertada.

3. PROFESORES COMERCIALES E IGNORANTES CORTOPLACISTAS

"Que las empresas creen titulaciones o introduzcan profesores ya estaba en el informe de expertos que encargó el gobierno de Rajoy hace un par de años, aunque todavía no se ha aplicado en titulación previa al posgrado", advierte Moreno.

"PP, PSOE y Ciudadanos comparten un plan: que la universidad sirva para formar trabajadores a corto de plazo y de manera excluyente. Ciudadanos ya tenía en su programa una medida para que las carreras tuvieran una financiación especial de acuerdo a sus resultados. Y cuando dicen resultados, dicen mercado", aclara el profesor.

La Complutense nos ha dicho a los profesores que tenemos que ayudar a buscar dinero. Eso es no entender el concepto de universidad como eje culturizador de un país

¿Significa esto que las carreras como las de Letras están abocadas a su desaparición? "Hay una tendencia brutal a que las carreras de Letras vayan perdiendo alumnos y con ello presupuesto. Hace poco he estado en Aachen, Alemania. Allí la facultad de Filología ha desaparecido porque no daba dinero", responde. "Veo difícil que aquí se atrevan a quitar Filología, o Historia, pero sí las ahogan, las reducen a la mínima expresión y las dejan en carreras testimoniales".

La denuncia de Moreno nos transmite otra imagen alarmante: docentes convertidos en agentes comerciales.

"La Complutense nos ha dicho varias veces a los profesores que tenemos que ayudar a buscar dinero. Eso es no entender el concepto de universidad como eje culturizador de un país. No podemos ser ignorantes cortoplacistas que no entendamos cómo funciona el conocimiento", mantiene.

4. LA UNI EN LA CALLE

Para Moreno es una contradicción que queramos educar en valores a los chicos pero después el modelo educativo esté volcado al mercado laboral. Extiende su crítica al colectivo de profesores, al tiempo que anuncia movilizaciones.

"Tiene que haber presión en la calle, porque dentro es difícil, los profesores son muy conservadores", dice. Moreno también teme que la incorporación de profesores señalados por la empresa privada debilite la capacidad de presión del claustro.

Veo difícil que aquí se atrevan a quitar Filología, o Historia, pero sí las ahogan las dejarán en carreras testimoniales

Moreno pertenece al colectivo contra los recortes La Uni en la calle, que esta semana realiza una asamblea para tratar exclusivamente el nuevo avance privatizador y medir fuerzas de cara a próximas movilizaciones.

Para el profesor, "la gente se escandaliza mucho y se mueve poco". Pero tanto él como los estudiantes de la Complutense conocen ejemplos como el de Chile, que acaba de duplicar el presupuesto público y sancionar la gratuidad de su educación universitaria tras intensas movilizaciones.

La clave no está en los libros, sino, como dice el profesor de Literatura, en la calle.


share