Actualidad

¿Se hundirá el aeropuerto que México está construyendo sobre un lago?

La obra más costosa de Peña Nieto está sobre un pantano y podría hundirse, advierten expertos independientes

El proyecto más ambicioso del gobierno de Enrique Peña Nieto es también uno de los más polémicos, costosos y opacos, según denuncian activistas y comuneros de la región del lago Texcoco, donde se está construyendo.

Es el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que será construido sobre el lecho del antiguo lago de Texcoco, actualmente un pantano.

La zona volcánica elegida a las afueras de la ciudad, con intensa actividad sísmica, se hunde a un ritmo mayor que el resto de la Ciudad de México, que se sumerge un poco cada día desde su fundación por la extracción de agua del subsuelo y porque la capital original, conocida como Tenochtitlán, fue erigida sobre una gran laguna.

El posible hundimiento del aeropuerto, apuntado como un peligro en un reportaje de la revista Proceso publicado el sábado pasado, es sólo uno de los problemas que puede generar esta obra.

Para cubrir el lago y darle solidez a la superficie, se necesitan 63 millones de metros cúbicos de tezontle, una piedra roja de origen volcánico que se extrae de cerros ubicados al Este del Estado de México. Para hacerlo, se deberán destruir esos cerros, que están llenos de sitios arqueológicos muy valiosos, según ha denunciado el Centro del Instituto Nacional de Arqueología e Historia en el Estado de México (CINAHEM), que exige que se detenga la extracción.

No obstante, vecinos e investigadores independientes lamentan la falta de trabajo del mismo CINAHEM en la excavación para buscar piezas arqueológicas en la región y también lamentan que permitiera sin alzar la voz construcciones como la Plaza Comercial Patio Valle en Valle Bravo, erigida sobre otros vestigios arqueológicos.

Las empresas Grupo México, Ingenieros Civiles Asociados, Coconal y Grupo Carso, del magnate Carlso Slim, son las encargadas de extraer el mineral en la región de los cerros.

Un reportaje de la revista Subversiones ya denunció en diciembre del año pasado lo que considera un proyecto "innecesario, ecocida e incosteable", basándose en un foro de científicos y académicos críticos que se había reunido unos días antes.

En la zona, denunciaban, "el hundimiento anual es de 30 centímetros al año, es decir, 3 metros en diez años" y "el riesgo de inundación es real", según el documento que salió de dicho foro.

La provisión de agua para los vecinos de la zona, advierten también, se verá mermada por las necesidades hídricas de un aeropuerto que contará con un gran centro comercial en su interior.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar