Actualidad

Adorables gatitos y otros tatuajes ilegales en Corea del Sur

Nunca antes la ley prohibió algo tan inofensivo

Advertencia: todo lo que vas a ver a continuación es ilegal. Sigue bajo tu responsabilidad.

¡Perritos y gatitos! ¡Animalitos adorables! ¡Tatuajes de animalitos adorables!

Así rompe la ley el estudio de tatuajes Sol Tattoo, en Corea del Sur. Así, así, con puntillismo, hiperrealismo, sombreado. Así, con gatos definidos en líneas finas y perros que casi se pueden acariciar... ¿Puede prohibirse algo así?

Pues sí. Porque hacerse un tatuaje es ilegal en Corea del Sur.

¡Adorables tatuajes ilegales!

Están prohibidos, pero una cosa tan adorable se legaliza sola

Según el gobierno surcoreano, en los estudios de tatuaje underground no hay la higiene necesaria. Y, según el Wall Street Journal, parte de la sociedad surcoreana piensa que, si vas tatuado, eres:

1. Un gángster de una mafia coreana. Un tío peligroso, vamos.

2. Alguien que quiere evitar ir al ejército. Un ácrata pulgoso.

3. Un violador de las premisas de Confucio ("Hola, soy Confucio. El cuerpo es un templo sagrado e intocable. Nada de tatus").

Más de 20.000 tatuadores trabajan fuera de la ley en Corea del Sur

Y, sin embargo, mira estos tatuajes. Una cosa tan adorable se legaliza sola. Y mira qué trabajo tan profesional. ¿Te imaginas uno de esos gatitos convertido en asquerosa carne infectada? No, claro que no.

Más de 20.000 tatuadores trabajan fuera de la ley en Corea del Sur. No dibujan calaveras en la piel de marineros rudos, ni alambre de espino en el pecho de los presidiarios. Viven de tatuar a veinteañeros hipsters que solo aspiran a llevar a su perro o a su gato en el brazo.

Los urbanitas surcoreanos quieren molar tanto (o más) como cualquier otro urbanita del mundo. ¿Legalizamos?

Te quiero, legalízame

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar