Actualidad

Amnistía señala a multinacionales de la alimentación por explotación infantil

Un nuevo informa de Amnistía Internacional denuncia el uso de aceite de palma obtenido con mano de obra infantil

Amnistía Internacional ha denunciado en un nuevo informe que multinacionales como Kellogg's, Unilever y Nestlé utilizan aceite de palma producido mediante la explotación de niños.

Se trata del producto que compran a Wilmar, la compañía para la que trabajan niños de entre 8 y 14 años en refinerías y plantaciones de Indonesia. Lo hacen sin medidas de seguridad, expuestos a pesticidas tóxicos y cargando sacos de fruta de palma de más de 25 kilos.

"Estos hallazgos sorprenderán a cualquier consumidor que piense que está tomando decisiones éticas en el supermercado cuando compra productos que dicen usar aceite de palma sostenible", dijo la investigadora de Amnistía Internacional, Meghna Abraham.

A pesar de que la mayoría de consumidores lo desconocen, el trabajo de estos niños está detrás de muchos productos presentes en nuestro día a día como Special K, Magnum y Kit Kat. Como alegó la organización en el informe, son artículos que están "manchados por abusos atroces a los derechos humanos... con niños tan pequeños como de 8 años trabajando en condiciones peligrosas".

La comoañía Weimar produce aceite de palma a partir de niños de entre 8 y 14 años, que trabajan sin equipo de seguridad, expuestos a pesticidas tóxicos y cargando sacos de más de 25 kilos

Uno de los afectados es un menor de 10 años que explicó a Amnistía Internacional que desde que tenía 8 años se levanta todos los días, menos domingo, a las 6 de la mañana para recolectar fruta. "No voy a la escuela... llevo los sacos con la fruta, pero solo puedo llevarlos a medio llenar. Me duelen las manos y me duele el cuerpo".

Las empresas más prominentes de Wilmer son Protecter&Gamble, Colgate-Palmolive, Reckitt Benckiser, Elevance, AFAMSA y ADMA, además de las 3 ya citadas. Ante estas acusaciones, 7 de ellas admitieron que utilizan aceite de palma producido en Indonesia por la compañía. Pero solo Kellogg's y Reckitt Benckiser proporcionaron detalles sobre los productos "manchados".

En su defensa, alegaron que una de las razones por las cuales no habían sido conscientes de estos abusos era la "trazabilidad". Sin embargo, para el director del programa de derechos humanos y negocios de la organización, Peter Frankental, esta explicación no es suficiente. "Usar las excusas evasivas sobre la "trazabilidad" es un escaqueo total de estas compañías".

Por su parte, desde Wilmar defendieron que ya eran conscientes de los abusos a los derechos laborales que se estaban cometiendo y que ya estaban tomando medidas al respecto.

Ante estas acusaciones algunas de las compañías afectadas han ofrecido su versión. Colgato-Palmolive, alegó que responsabilizará a Wilmar para resolver el problema. Kellogg's que dejaría de trabajar con el proveedor si esto no se rectificaba. Y Nestlé que investigaría las acusaciones relacionadas con su compra de aceite de palma y la de sus proveedores.

[Vía The Guardian]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar