Actualidad

Se acabaron las capuchas: los nuevos emprendedores visten como lo que son

La firma americana Banana Republic pone a la venta pantalones pesqueras, camisas de rayas y cinturones de cuero bajo el título de "Start up guy"

Mucho se ha hablado de Silicon Valley como la capital mundial de las sudaderas con capucha, las sandalias con calcetines y los chalecos de plumas. Y con razón. Ahí están esos jerseys de pico de color pastel de Bill Gates, la eterna camiseta negra (firmada por el diseñador japonés Yohji Yamamoto, eso sí) de Steve Jobs o la eterna sudadera azul marino de Mark Zuckerberg. Cuentan que hasta se la ha llegado a poner con una corbata,

Durante años, la meca de la industria tecnológica se ha caracterizado por una estética demasiado relajada en comparación con el estricto código indumentario que impera en el resto de compañías. Tal vez esas sudaderas y esos pantalones multibolsillos sean una declaración de intenciones, un modo de expresar que los grandes cerebros de la tecnología mundial van estéticamente por un lado y el resto de altos ejecutivos van por otro. O quizá se trate de una cuestión práctica; al fin y al cabo, los campus de las empresas de Silicon Valley son eso, zonas altamente corporativas en las que sus miembros viven, comen, duermen y trabajan durante largas horas sin tiempo para dedicar a sus armarios.

Hasta ahora. Porque la nueva generación de emprendedores tecnológicos quiere romper con los prejuicios indumentarios asociados al gremio. Ni empollones con camisetas de cómics y videojuegos ni directivos con chaquetas de forro polar y zapatillas deportivas de hace veinte años. "Los altos directivos que llevan décadas en esto van vestidos como si estuvieran en una barbacoa, pero las jóvenes generaciones prefieren llevar camisas abrochadas hasta arriba, vaqueros de firma remangados en los tobillos y buenos zapatos. Podría señalarte quién trabaja en esto y quién no caminando por la calle", contaba hace unos meses al Huffington Post Josh Meyer, jefe de producto en una firma tecnológica.

Parece que la marca americana Banana Republic ha leído con detenimiento este retrato, porque ha lanzado una nueva línea de verano para este joven emprendedor tecnológico basada justamente en eso: camisas abotonadas, pantalones pesqueros, cinturones de cuero y blazers. Un estilo entre la estética clásica de los niños bien de las universidades privadas y los pequeños detalles tomados del código hipster que la marca ha bautizado con el nombre de "Start up guy". Sin corbata pero con camisa. Sin calcetines pero con zapatos de ante.

El año pasado la revista Vanity Fair hizo una de sus famosas listas dedicada a los mejor vestidos en un determinado sector. Por primera vez, la dedicó a los trabajadores de Silicon Valley. Algo parecido hizo la famosa web de moda Refinery 29 con su galería de imágenes de "Chicos estilosos que trabajan en tecnología".

Obviamente, las sudaderas, las chanclas y las camisetas viejas no han quedado relegadas en Silicon Valley. Pero ya hay un grueso grupo de emprendedores que quiere expresar su estatus y su profesión a través de una cuidada indumentaria que hace las veces de uniforme. Vestirse como Zuckerberg o Steve Jobs acarrea el peligro de que le confundan con un señor que pasa absolutamente de todo. Vestirse como un joven emprendedor tecnológico, con sus tobillos al aire y su cinturon de firma, deja menos lugar a la confusión. Y como esto de la moda no va sólo de expresar quién es uno, sino de aparentar ser quien todavía no se es, tal vez ahora muchos pequeños ingenieros se remanguen los pantalones y tiren a la basura sus calcetines para estar más cerca de sus metas laborales.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar