PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Un abrazo de flores para despedir a los seres del bosque

H

 

La fotógrafa rusa Maria Ionova Gribina explota la belleza de el ciclo de la vida en su proyecto “Natura Morta”

Carlota Ming

27 Junio 2014 12:05

Los animales mueren en silencio, en medio de la naturaleza. Entre arbustos o al pie de un árbol no hay velatorios, ni siquiera en una cuneta. La manada, si es que la hay, husmea el cadáver por un instante y desaparece: abre la puerta a la vida, que se abalanza sobre el pequeño cuerpo para llevárselo a la tierra.

El ciclo de la vida, tan temible y trágico para los humanos, resulta bello y poético en el mundo animal. Alrededor de esta idea gira el proyecto fotográfico Natura Morta, de la rusa Maria Ionova-Gribina. La artista se ha dedicado a construir hermosos nichos de flores alrededor de animales que parecen dormidos, detenidos mientras corrían, se despertaban o soñaban con seguir aleteando: algunos mueren de forma natural, otros han sido víctimas de atropellos. Ionova-Gribina utiliza flores de su jardín y de los alrededores.

Honrar a los animales fallecidos es algo que Ionova hacía desde pequeña con su hermano: “Siempre enterrábamos a las aves y a los insectos en un rincón del bosque". Fue hace relativamente poco que quiso seguir con la tradición y convertirla en un proyecto artístico: la muerte es natural, y la naturaleza, aun en sus gestos más despiadados, es la única belleza posible.

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

Maria Ionova Gribina

share