Actualidad

Mujeres violadas solicitando permiso a su violador para abortar: está pasando

Un giro legislativo en EEUU permite esta situación abominable

 

A partir de finales de julio, cualquier mujer que desee abortar en Arkansas deberá contar con el permiso del padre biológico. Eso deja indefensas a las supervivientes de violación, que deberán obtener la autorización de su violador para poner fin al embarazo no deseado.

La ley, denominada H.B. 1566, fue aprobada en marzo y forma parte de la Ley de Derechos de Disposición Final. Esta normativa establece que, en caso de muerte de una persona, los miembros de la familia deberán decidir de mutuo acuerdo qué hacer con los restos del fallecido.

Hasta ahora, esta normativa solo se aplicaba a cadáveres, pero a partir de ahora se hará efectiva también en fetos.

Las organizaciones de derechos humanos y a favor de los derechos reproductivos denuncian que la nueva ley hará aún más difícil acceder al derecho al aborto en Arkansas, uno de los estados en los que las leyes para interrumpir el embarazo son más restrictivas.

En el caso de que la mujer que desee interrumpir el embarazo y el padre biológico no se pongan de acuerdo, ambos tendrán que ir a juicio para aclarar el asunto. En el caso de las menores de edad, tendrán que ser los padres los que tomen la decisión de si su hija puede abortar o no.

El Centro por los Derechos Reproductivos y la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, en inglés) confirmaron el lunes que intentarán impedir la entrada en vigor de la ley. En un comunicado, ACLU denunció que la nueva normativa busca hacer el aborto “funcionalmente no disponible a través de restricciones insidiosas como esta”.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar