PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La sorprendente recuperación de Zion, el primer niño en recibir un doble trasplante de manos

H

 

A los dos años le amputaron sus miembros por una infección. Ahora es capaz de jugar al béisbol y de escribir

PlayGround

20 Julio 2017 17:42

El nombre de Zion Harvey va a estar siempre ligado a un gran logro médico. Hace dos años, se convirtió en el primer niño del mundo en recibir un trasplante doble de manos. La operación se consideraba muy arriesgada en edad infantil debido a la fuerte medicación que se debe tomar para evitar que el cuerpo lo rechace. El éxito en el progreso de Zion, que ha cumplido los 10 años, está siendo admirable y otros niños podrían beneficiarse.

A Zion le tuvieron que amputar sus dos manos y sus pies cuando apenas tenía dos años. Había contraído una sepsis, una infección de la sangre. Sus riñones también fallaron y a los cuatro años tuvo que pasar por quirófano para recibir un riñón parcial de su madre. Lo bien que llevó los fármacos inmunosupresores hicieron patente que era el mejor candidato para que se sometiera a la cirugía que ha cambiado su vida.

"Ahora puedo coger un snack de la nevera sin ninguna ayuda", dice Zion en un un documental del Children's Hospital de Filadelfia.

No solo eso. Dieciocho meses desde la operación, que duró 11 horas y en la que participaron cuatro equipos médicos, "es capaz de escribir y alimentarse, ir al baño y vestirse con más independencia y eficiencia de lo que podía hacer antes del trasplante", se escribe en el informe médico. También batea la pelota en el béisbol, es un fanático de este deporte.

Pero en el camino Zion ha tenido que echar coraje. En el primer año del trasplante, sufrió ocho episodios de rechazo en el que su sistema inmune atacaba a las extremidades desconocidas. Se le ajustó un tratamiento de cuatro fármacos que todavía sigue tomando, aunque se espera reducir pronto las dosis.

"Todo lo debo a mi madre, porque ella me ayudó cuando pasaba por los momentos más difíciles de mi vida", responde al hablar de dónde sacaba el valor.

En el mundo, más de 100 personas tienen un trasplante de mano o de brazo desde que el primer adulto recibió una mano en 1998. En 2000, a un bebé en Malasia que nació con una deformidad se le trasplantó la mano y el brazo de su gemela idéntica que murió al nacer. Zion ahora abre las puertas para que todo lo aprendido con él sirva para ayudar a otros muchos pequeños.

share