PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Tiene 14 años y no quiere que la vuelvan a hacer llorar en un campo de fútbol

H

 

Zaira Moro se replantea seguir arbitrando después de que un espectador le sugiriese que mejor se dedicase a la prostitución

Ignacio Pato

17 Septiembre 2015 11:11

"Un señor me dijo que para eso no servía, que mejor que me fuera a trabajar al Flamingo".

Quien habla es Zaira Moro, una adolescente que hasta hace unos meses se lo pasaba genial arbitrando partidos de fútbol.

Zaira tiene 14 años. Y el Flamingo es un club de prostitutas de Gijón.


VER TAMBIÉN: "Piernas abrasadas y golazos: ¿quién dijo que este año no hay mundial?"


El pasado 27 de mayo Zaira estaba acabando su primera temporada como árbitro. Dirigía un partido de alevines, niños de entre 11 y 12 años. "Un chico le dio con la mano y marcó gol. Yo no vi la mano y pité el gol. Y entonces fue cuando aquel señor me dijo aquello desde la grada", nos explica Zaira por teléfono.

Jorge, el padre de Zaira, estaba allí y lo escuchó todo: “Lo dijo bastante alto y según lo oí me quedé mirándole. El hombre estaba con su mujer y ella me miró y le dijo ‘ese debe ser el padre de la niña’", nos dice Jorge.



'Un señor me dijo que para eso no servía, que mejor que me fuera a trabajar al Flamingo'




El hombre ni siquiera se disculpó. "Agachó un poco la cabeza pero se quedó como si nada”, precisa el padre, que recuerda que en alguna ocasión a su hija ya le han "sugerido que se marchara del campo porque le iban a cerrar la peluquería". 

Zaira acabó el partido entre lágrimas. Las palabras de aquel individuo tuvieron un efecto demoledor en la adolescente. Desde entonces, y aunque su sueño es ser árbitro profesional, no ha vuelto a querer entrar en un campo de fútbol.


Zaira acabó el partido entre lágrimas. Desde entonces, y aunque su sueño es ser árbitro profesional, no ha vuelto a querer entrar en un campo de fútbol




Sin embargo, desde que su caso se ha hecho público hace unos días, Zaira no ha dejado de recibir muestras de cariño. “Me está apoyando muchísima gente en las redes sociales. También muchos árbitros internacionales como Velasco Carballo, Undiano Mallenco o Mateu Lahoz. Y un futbolista profesional: Carlos Gurpegi, el capitán del Athletic de Bilbao”, enumera.

Tampoco le falta el respaldo de equipos locales como el Real Avilés o el Ceares, ni invitaciones formales para volver a pitar, como las del equipo femenino de primera división Oviedo Moderno o las de Rayo Vallecano y Deportivo de La Coruña para arbitrar un torneo entre sus peñas.



Los árbitros internacionales Velasco, Undiano y Mateu y el capitán del Athletic Gurpegi han apoyado a Zaira



Su padre también le aconseja que no tire la toalla. Zaira está poco a poco empezando a reconsiderar su decisión: “Me lo quiero pensar muy bien porque si vuelvo no quiero arrepentirme después. Quiero estar bien segura, pero el apoyo que recibo me está sirviendo muchísimo”.

Zaira nos dice que si tuviera delante a aquel hombre no le diría gran cosa, simplemente "que si tiene mujer, hija o madre que piense cómo le sentaría que a ella le dijeran eso”.



Zaira está poco a poco empezando a reconsiderar su decisión: 'Cuando estás en un partido de fútbol te sientes genial'




La voz firme y dulce de Zaira fortalece la sensación de que mira hacia adelante. Anima a otras chicas que quieran dedicarse al fútbol a "ponerse tapones en los oídos, ser fuertes y seguir".

Porque como ella misma dice justo antes de despedirnos: "Cuando estás en un partido de fútbol te sientes genial. Me gusta mucho".

Que nadie te lo quite, Zaira.




share