PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La llamaron 'negra de mierda' en YouTube y… ¿cómo reaccionó la plataforma?

H

 

La bloguera y youtuber Desirée Bela-Lobelde denuncia que YouTube no ha hecho nada ante los insultos racistas que ha recibido en su canal

PlayGround

06 Marzo 2016 19:39

Hace ya tres años, la bloguera y youtuber Desirée Bela-Lobelde, una barcelonesa descendiente de guineanos, comenzó a publicar en su canal de YouTube una serie de vídeos titulados Ser mujer negra en España, en los que intenta descifrar la vida difícil y el racismo diario al que ha de someterse.

A finales de esta semana, y entre los comentarios de la segunda entrega de esos vídeos, Bela-Lobelde descubrió uno insultante, que en seguida procedió a marcar como spam y a denunciar a YouTube.

El comentario decía lo siguiente: “qué asco das negra de mierda. Qué coño vas a ser tú de España. Tú eres una puta africana de mierda. De aquí sobras".




Para la sorpresa de la youtuber, y como ella misma explicó a El Confidencial, la respuesta de la plataforma no fue para nada la esperada: “Esta mañana he recibido la respuesta automática de YouTube diciendo que este comentario no infringe sus directivas”.

Gracias a un tuit de la autora que se ha hecho viral y que ha recibido miles de apoyos, Desirée Bela-Lobelde ha podido alzar su voz y dar a conocer su malestar para con la plataforma de vídeos, en cuyas normas, supuestamente, se encuentra el castigo de discursos que inciten al odio o a la violencia.

Ahora, además, la Red Española de Inmigración ha denunciado ante el Defensor del Pueblo a YouTube por su negación a considerar ofensivo ese comentario racista.

En un comunicado, la ONG ha declarado que acciones como esta “dejan claro cómo las redes sociales siguen amparando y permitiendo, por acción u omisión, y en aras a sus beneficios, que los intolerantes y los discriminadores mantengan una notable presencia”.

 



¿En serio, YouTube?



share