Actualidad

Se busca a estas personas. Razón: tu propia vida

El fotógrafo Daniel Mayrit publica un libro que cambia por completo la percepción de las 100 personas más poderosas de la City londinense

"Cuidado, estas personas pueden amenazar su seguridad y bienestar. Colabore a identificarlos y localizarlos".

En agosto de 2011, las clases medias y altas de Londres se toparon con disturbios sociales desconocidos en décadas. Cuando Scotland Yard decidió difundir estas fotografías captadas por las cámaras de seguridad tras las protestas, sabía lo que hacía. Los medios no tardaron en hacerse eco de ellas. Y a pesar de que las revueltas —y sus daños materiales— eran el dedo que señalaba a la luna, la opinión pública se mostró fascinada por estos dedos.

Imagen de la primera tanda de fotos difundida por Scotland Yard, reproducida por medios como la BBC el 9 de agosto de 2011. Algunos medios, como el Daily Mail en artículos como este, se lanzaron especialmente a la caza del sospechoso

A su vez, la policía metropolitana de Londres había llenado los buzones de la ciudad con folletos con estas caras. Parecía que casi toda Gran Bretaña quería ver a los culpables de aquellas tiendas saqueadas, escaparates rotos y mobiliario urbano vandalizado.

Todo el mundo quiere conocer a los culpables

Pero había un problema. Esas personas eran simples sospechosas de la policía. No había pruebas de que hubieran cometido delito alguno. Sencillamente, estaban allí y pudieron ser grabadas por unas cámaras de vigilancia en circuito cerrado que en Gran Bretaña se conocen como CCTV.

En realidad, aquellas personas estaban en las calles tras el crash económico de 2008 que había tenido uno de sus epicentros en una de las mecas financieras de Occidente: la City de Londres, el lugar donde se decide el futuro sin voz ni voto.

Allí viven, en cuerpo y alma, las personas que el fotógrafo madrileño Daniel Mayrit ha elegido como protagonistas para su proyecto —primero exposición y ahora libro— You haven't seen their faces ( No habéis visto sus caras). La premisa es fácil:

¿Qué pasaría si las 100 personas más poderosas de la City fueran mostradas, junto a sus ingresos y escándalos financieros, como sospechosos de delitos a través de capturas de circuito cerrado?

La lista de 100 personas más poderosas en la City de Londres fue originalmente publicada en abril de 2013 por la revista Square Mile

El autor narra el origen del proyecto: "Por un lado nos llegan imágenes de presuntos criminales de poca monta que han podido robar unas zapatillas de marca o una tele de plasma, y por otro apenas existen fotografías de un sector de la población que en el imaginario colectivo es percibido como altamente responsable de la crisis que todavía estamos viviendo. Entre otras cosas, este proyecto pretendía rellenar ese hueco, denunciar el anonimato del que esta gente goza y gracias al cual no se ven sometidos al escrutinio público".

El objetivo del proyecto es denunciar el anonimato del que esta gente goza

El trabajo del fotógrafo rompe la presunción de inocencia de políticos y banqueros mediante un sencillo mecanismo: equiparar su imagen a la de la gente a la que se le atribuyen delitos, los hayan cometido o no.

"Nos han acostumbrado a ver ese tipo de imágenes de cámaras de seguridad en un contexto de culpabilidad. Nos resulta imposible leerlas de otra manera. Vemos una imagen hecha desde arriba, con muy baja calidad, poca saturación y contraste, con mucho píxel y con un plano cerrado de la cara y parece que la foto en sí está gritando CULPABLE", reflexiona Mayrit.

"En el caso de las imágenes de videovigilancia, hay además un gesto muy significativo. Debido a la propia colocación de las cámaras en lugares elevados, las fotografías son tomadas desde arriba para representar (o "capturar") a los de abajo. Es una metáfora perfecta de cómo funciona el poder. Es el panóptico del siglo XXI".

Para Mayrit, el proyecto es un gesto casi físico, consigue dar a vuelta a las cámaras de forma que ahora sean los de abajo los que miran a los de arriba. Y usando sus propias armas. 

Con una imagen hecha desde arriba, muy baja calidad, poca saturación y contraste, mucho píxel y plano cerrado de la cara la foto en sí está gritando CULPABLE

La gran mayoría son perfiles intencionadamente poco conocidos para la opinión pública, ocultos tras los imponentes nombres de Barclays, Lloyds TSB, HSBC, JP Morgan, Goldman Sachs, Standard Chartered, Bloomberg o Santander.

Tampoco faltan miembros de las jefaturas de edición de Daily Mail, Financial Times o la BBC. En la lista hay políticos, pero estos, sujetos al gran juego de las finanzas, son poco más que peones al servicio de la City.

¿Un presunto saqueador, ladrón o agresor? Es David Cameron, primer ministro británico. De momento

Otro de los políticos es el alcalde de Londres, Boris Johnson, que calificó como peccata minuta su sueldo de 250.000 libras como columnista semanal del Daily Telegraph .

¿PRESUNTO INOCENTE O PRESUNTO CULPABLE?  

Tras meses investigando los negocios oscuros de estos dueños-de-todo, Mayrit extrae una conclusión fácilmente compartible. "Si algo me ha quedado claro es que la gente corriente no tenemos la más absoluta idea de lo que se cuece en las grandes esferas de poder. Para una persona completamente ajena a ello, solamente el ejercicio de intentar entender cómo funciona de verdad ese mundo es literalmente inconmensurable".

Al contrario de las fotos distribuidas por la policía, aquí no hay capuchas. Ni chicos jóvenes. Ni gente no blanca. No resulta difícil conectar You haven't seen their faces con los trabajos de Owen Jones Chavs y su reciente El Establishment, sobre la casta de poder británico.

"Esta batalla se está desarrollando en el terreno de la representación, de las imágenes y de los medios de comunicación. Las posibilidades de un bando y de otro no pueden estar más descompensadas. Como dice Owen Jones, la casta nos lleva 3 décadas de batallas ganadas, pero no por eso hay que dejar de intentarlo". Para Mayrit, "gracias a Internet, que rompe el monopolio de la imagen, podemos recuperar el terreno perdido".

No tenemos ni idea de lo que se cuece en las grandes esferas de poder. Nos llevan décadas de ventaja

En la lista prácticamente no aparecen mujeres. Curiosamente, la primera de ellas, en el puesto número 11, es Patricia Botín, heredera del Banco Santander tras la muerte de su padre y única con DNI español de la lista. ¿Es ella la persona española más poderosa?

"En España desde luego que sí, y más ahora que ha ascendido al trono. Cuando se elaboró el listado, ella era responsable de la rama británica del banco. Ahora que controla el grupo entero tiene todavía más poder si cabe", concluye Mayrit.

Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, es la única española y primera mujer de la lista

Mayrit pasó 5 años en Londres, coincidiendo con el estallido de la crisis y las protestas. Su sabor de boca es amargo. "En Gran Bretaña, la gente joven no habla de política, no le interesa. El panorama de las elecciones generales del mes que viene es exactamente igual al de hace 5 años. De hecho, la única novedad es la irrupción de la extrema derecha".

El madrileño asegura que no ha recibido ningún contacto no deseado por parte del entorno de estas personas, pero tampoco descarta nada. "Desde que saltó a los medios el caso Snowden, tengo la certeza de que si alguien mira mi historial de búsquedas de los últimos años, no me dejarían salir del país".

Por una vez seremos los demás quienes les miremos desde arriba. Desde allí, y con la tecnología que vigila sus intereses, no parecen tan poderosos.

La Ley es igual para todSÍSÍCLARO, CUÉNTAME MÁS

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar