Actualidad

Lo que está mal en la UE (y cómo debemos corregirlo) según Varoufakis

“La noción de que la UE puede sobrevivir a su arrogancia antidemocrática es una utopía”

Con el referéndum del Brexit a la vuelta de la esquina y en un momento en el que la Unión Europea enfrenta además de la crisis económica la crisis de los refugiados y el acoso terrorista, las voces a favor de la UE parecen sonar cada vez más bajo.

No es el caso de Yanis Varoufakis, exministro de Economía griego, que esta semana presenta su nuevo libro And The Weak Suffer What They Must? (¿Y los débiles sufren lo que deben?) en el que comenta el momento que vive Europa y el fracaso de los planes de austeridad a los que hemos sido sometidos.

The Guardian presenta en exclusiva un fragmento de ese libro, del que hemos decidido extraer algunas ideas del economista sobre las razones por las que entre todos tenemos que salvar al Unión Europea.

“Antes de llegar a Berlín, y sólo tres días después de haber asumido el cargo de ministro, recibí a mi primer visitante de alto rango en mi oficina de Atenas: el enviado de Wolfgang Schäuble, Jeroen Dijsselbloem, el ministro holandés de Finanzas y presidente del Eurogrupo.

En unos segundos de reunión, me preguntó si tenía la intención de aplicar plenamente y sin vacilaciones el programa económico que los gobiernos griegos anteriores habían sido forzados por Berlín, Bruselas y Frankfurt —la sede del Banco Central Europeo (BCE)— a adoptar .

[...]

“Mi modesta petición de un mínimo de soberanía nacional sobre las políticas económicas impuestas a una nación que languidecía en las profundidades de una gran depresión fueron contestadas con asombrosa brutalidad. "¡Esto no va a funcionar!", dijo Dijsselbloem.

La suerte estaba echada y la batalla para recuperar parte de nuestra soberanía perdida sólo estaba comenzando. Berlín, donde iba a reunirme con el verdadero maestro de la troika, me llamaba”.

[...]

“La puerta del ascensor se abrió a un pasillo largo y frío al final del cual esperaba el gran hombre en su famosa silla de ruedas. Mientras me acercaba, mi mano extendida fue rechazada y, en lugar de un apretón de manos, se me hizo pasar a su despacho”.

“Si bien mi relación con Schäuble se templó en los meses que siguieron, la mano rechazada simboliza mucho de lo que está mal en Europa”.

[...]

“Una semana después de la primera reunión bilateral en Berlín, Schäuble y yo nos reunimos de nuevo en la mesa del Eurogrupo, el órgano de decisión de la zona euro, que comprende los ministros de Finanzas de la moneda común, además de los representantes de la troika el BCE , la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional .

Después de haber recitado la petición de nuestro gobierno para una renegociación sustancial del llamado 'programa económico griego', que tenía las huellas dactilares de la troika por todas partes, el Dr. Schäuble me sorprendió con una respuesta que debió enviar escalofríos por la columna vertebral de todos los demócratas: '¡Las elecciones no pueden permitir cambiar un programa económico de un estado miembro!', dijo categóricamente”.

[...]

“Otro ministro de Hacienda trató de calmarme diciendo: 'Yanis, usted debe entender que ningún país puede ser soberano en la actualidad. En especial, uno pequeño y en la quiebra como el suyo'”.

“Esta línea de argumentación es probablemente el error más pernicioso que han afligido al debate público en nuestras democracias liberales modernas”.

“Su verdadero significado es que la soberanía está pasada de moda a menos que seas los Estados Unidos, China o, tal vez, la Rusia de Putin”.

“Curiosamente, este argumento no está reservado para los países pequeños, en quiebra, como Grecia, atrapado en una zona de la moneda común mal diseñada”.

[...]

“El problema comienza una vez que se difumina la distinción entre la soberanía y el poder. La soberanía es de quién decide legítimamente en nombre de un pueblo,  mientras que el poder es la capacidad de imponer estas decisiones en el mundo exterior.

Islandia es un país pequeño. Pero afirmar que la soberanía de Islandia es ilusoria porque es demasiado pequeño como para tener tanto poder es como el argumento de que una persona pobre, sin influencia política debe renunciar a su derecho al voto”.

[...]

“Una alianza de estados, que es lo que la UE es, por supuesto, puede llegar a acuerdos mutuamente beneficiosos, tales como una alianza militar defensiva contra un agresor común, la coordinación entre las fuerzas policiales, las fronteras abiertas, un acuerdo con los estándares comunes de la industria o la creación de una zona de libre comercio.

Pero nunca puede legítimamente derogar o anular la soberanía de uno de sus estados miembros sobre la base de la limitada potencia que ha sido concedida por los Estados soberanos que han aceptado participar en la alianza”.

[...]

“Nuestra Unión Europea se está desintegrando. ¿Hay que acelerar la desintegración de una confederación fallida? Si uno insiste en que incluso los países pequeños pueden conservar su soberanía, como lo he hecho, ¿significa esto que el Brexit es el curso obvio? Mi respuesta es un rotundo ¡No! ”.

“He aquí por qué: si Gran Bretaña y Grecia no estuvieran ya en la UE, deberían sin duda quedarse fuera. Pero, una vez dentro, es crucial tener en cuenta las consecuencias de la decisión de irse”.

“Nos guste o no, la Unión Europea es nuestro medio ambiente y se ha convertido en un entorno terriblemente inestable, que se desintegrará incluso si un país deprimido y pequeño como Grecia lo deja, por no hablar de una economía importante como Gran Bretaña”.

“Y debemos cuidarnos mucho porque la desintegración de esta alianza frustrante creará un vórtice que a todos nos va a consumir ; una repetición posmoderna de la década de 1930”.

“Esto es precisamente lo que algunos de nosotros estamos trabajando con la creación de DiEM25, Democracia en Movimiento Europa, con el fin de evocar una oleada democrática en toda Europa, una identidad europea común, una auténtica soberanía europea, un baluarte internacionalista contra tanto la sumisión a Bruselas como la reacción hiper-nacionalista”.

“¿No es esto una utopía? ¡Por supuesto que lo es! Pero no más que la noción de que la actual UE puede sobrevivir a su arrogancia anti-democrática y a la incompetencia alimentada por su falta de responsabilidad” .

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar