Actualidad

XD: 10 temazos del pop franquista para darlo todo, irónicamente

Cuando la cultura pop choca con una dictadura, pueden pasar cosas como estas

Las décadas de los 60 y 70 en nuestro país fueron una época extraña. Una época en la que se empezó a salir de la autarquía del Régimen para abrazar, primero tímida y luego decididamente la cultura del desarrollismo inmobiliario, el turismo, el consumo y el mercado desregulado. Había que abrirse a Europa y al mundo aunque sólo fuera de cara a la galería, porque en los cuarteles se seguía torturando y en las calles se seguía deteniendo disidentes, antes y después de la muerte de Franco. Parte importante de esta descafeinada apertura social, muy condicionada por la fuerte entrada de capital extranjero en la economía nacional, fue la progresiva irrupción de la cultura pop en el país. Una entrada que tuvo en una serie de cantantes y bandas su melódico mascarón de proa.

Era la época en la que los festivales de canción como el de Benidorm o Eurovisión lo petaban, la época de los primeros programas de televisión dedicados a la música, de Jose María Iñigo y los platós imposibles imitando estéticas ye-yé. Un universo que ha permeado tanto en nuestro imaginario que hoy el negocio de la nostalgia de aquella época sigue en alza. No sólo eso: las nuevas generaciones abrazamos muchos de aquellos hits sin ser del todo conscientes del momento convulso en el fueron creados. En parte por la costumbre que tenemos de bailar de forma irónica igual que vestimos, pero en parte también porque la mayoría de estas canciones, más allá de sus implicaciones políticas o sociales, son temazos como una catedral. Aquí recopilamos unos cuantos que no pueden faltar en ninguna boda con amigotes que se precie.

Los Diablos – Un rayo de sol

Uno de los primeros exponentes de ese género tan “typical spanish” que es la canción del verano, llevado a una cierta estética ye-yé de flecos y plataformas. “Un rayo de sol” lo tiene todo: referencias al amor playero, al sol, al mar y al buen rollito vacacional. Ideal para turistas en ciernes y para esas familias que en 1970 (año en que salió la canción) ya se podían comprar segundas residencias.

Fórmula V – Eva María

Otros que se hicieron de oro cantándole a un muchachas en bikini fueron Fórmula V. Tenían temas como "La playa, el sol, el mar, el cielo y tu", “Vacaciones de Verano” o esta “Eva María” de 1973 que hoy sigue siendo su éxito más recordado. Aunque viendo las pintas de científico chiflado y los contoneos que se gastaba su cantante, uno no quiere imaginárselo en bañador.

Palito Ortega y Marisol – Corazón Contento

Antes de que la beatlemanía llegara a España, el cine español (o sea, el cine del Régimen) ya contaba con sus propias estrellas juveniles. Joselito, El Dúo Dinámico o Rocío Durcal salían en películas ligeras en las que además demostraban sus dotes musicales. De entre todas, seguramente fuera la malagueña Pepa Flores la que más brillaba. Hasta que se hizo mujer, se casó en Cuba con Fidel Castro como padrino y finalmente se retiró de los focos para siempre.

Jeanette – Por qué te vas

Jeanette también era hermosa y también tenía los ojos azules, aunque le faltaba el carácter que a la malagueña le sobraba. Eso sí, tenía un no se qué hipnótico y malrollero en la mirada que tal vez explique el por qué una canción tan ñoña como “Soy Rebelde” lo petó tanto en 1971. Nosotros preferimos “Por qué te vas”, publicada unos años más tarde.

Los Bravos – Black is Black

Los Bravos fueron una especie de meteorito extraño en un país que justo se acababa de acostumbrar a ver a peludos en la tele. Un grupo madrileño con cantante alemán que canta en inglés y que de pronto revienta las listas internacionales con su estética beat y sus farfisas. Quisieron ser los Who españoles pero acabaron siendo un espejismo cuya leyenda acabaron de arruinar La Unión cuando décadas después hicieron una versión bakala de su éxito de 1966.

Conchita Velasco – Chica Ye-yé

Un año antes, rebajando el octanaje de la anglofilia pop a base de gazmoñería llegaba este extraño hit de Concha Velasco, que entonces todavía se llamaba Conchita y no anunciaba Tena Lady. Un tema bailongo aunque cantado con una ronquera extraña, como extraño era ver a Tony Leblanc con peluquín tocando a su lado en esta escena de “Historias de la Televisión”.

Las Grecas – Te estoy amando locamente

Mucho más cañís, y con toda la garra del extrarradio, llegaban Las Grecas en 1974 con este exitazo que hoy suena en cualquier fiestaza torpeda que se precie. Y con toda la razón: si uno lo escucha atentamente se dará cuenta de que más allá del cachondeo folklórico, hay un musicón que no se lo salta un gitano. Lástima que las chavalillas no acabaran muy bien, por culpa de las drogas y los problemas mentales. Cosas de la Transición.

Raffaela Carrá – Hay que venir al sur

Muerto ya el Dictador, sus secuaces siguieron a ful con el modelo de playa y sol que habían estado perfeccionando durante la década anterior. Era el momento de vender España a diestro y siniestro y de hacer de poblaciones como Torremolinos o Marbella las nuevas Mecas del turismo costero. Qué mejor para eso que hacer campaña con este tema “picantón” publicado en 1978. Mención aparte merecen los bailarines del video que lo acompaña. Ya nadie se lo pasa tan bien como en los 70.

Camilo Sesto – Vivir así es morir de amor

El mismo año que la Carrá le cantaba al despendole playero, este nativo de Alcoi paría el que es sin duda su baladón más célebre, cantándole al desamor con un chorro de voz que te dejaba tieso. Favorita de bautizos, comuniones y despedidas de soltero, no hay nadie en este país que no haya destrozado ese “Melancoliaaaaaa” a voz en grito con unas cuantas copas de más.

Nino Bravo - Libre

Y si alguien puede competir con Sesto en vozarrón ese es Nino Bravo, quien por cierto también era del Levant. Una figura curiosa dentro de nuestro panorama musical, por su discreción y elegancia. Y porque murió muy joven y no tuvimos tiempo de verle deteriorarse con la edad hasta convertirse en una caricatura de sí mismo. En 1972 publicaba este single, que curiosamente fue prohibido en muchas dictaduras de Latinoamérica pero no en la nuestra, a la que ya quedaban dos telediarios. Muchos le conocimos por un anuncio de telefonía móvil, muchos años después cuando creíamos que los tiempos habían cambiado, aunque su mensaje siguiera vigente.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar