Actualidad

Weiner: la historia de un escándalo sexual que nos enseña a entender la política

Pensaban que grababan una historia de redención política cuando una historia sexual hundió la carrera del candidato a la alcaldía de Nueva York

A mediados de 2011 el congresista Anthony Weiner era un hombre derrotado. En mayo de ese mismo año, Weiner había compartido el enlace de una foto de su pene erecto retenido tan solo por unos boxer grises en su cuenta de Twitter.

La foto iba destinada a una joven universitaria de 21 años con la que había mantenido una relación online. A pesar de estar casado. A pesar de ser un político con una carrera brillante hasta ese momento.

Por supuesto, la foto fue eliminada a los pocos minutos pero dio tiempo a que fuera copiada y compartida. Weiner, perseguido por la prensa, aseguró que había sido hackeado cuando, de pronto, surgieron más fotos y testimonios de otras chicas.

La carrera del congresista se hundió después de que subiera a Twitter una foto de su pene erecto destinada a una joven de 21 años

A principios de junio el congresista tuvo que disculparse. "No he sido honesto conmigo mismo, mi familia, mis electores, mis amigos y seguidores y los medios de comunicación... para ser claros, la imagen era mía y yo la había enviado", aseguró Weiner.

Diez días más tarde, condenado por los medios y el presidente, Weiner renunció al Congreso de los EEUU. Su nombre se sumaba a la de tantos otros políticos que han visto su carrera destruida antes de tiempo por culpa de un escándalo sexual

Sin embargo, lo extraordinario de la historia es la resurrección del congresista en el mundo político, dos años más tarde.

Weiner anunció en 2013 que se presentaba como candidato a la alcaldía de Nueva York. A su lado permanecía impertérrita su esposa Huma Abedin.

En ese momento, mientras comenzaba a rodar la carrera política por la alcaldía, un equipo de grabación, dirigido por Josh Kriegman y Elyse Steinberg, se sumaba a la campaña del candidato desesperado por recuperar la fe de sus votantes y hacerse con Nueva York.

Un spoiler: Weiner no ganó, de hecho quedó quinto con tan solo el 4,9% de los votos, pero aquellas grabaciones han terminado dando lugar a un documental íntimo en el que la política ocupa el segundo plano.

Dos años más tarde, Weiner relanzaba su carrera política presentándose como candidato a la alcaldía de Nueva York

Desde le primer momento, Abedin, que parecía haber superado el escándalo sexual de su marido, permanece a su lado como leal esposa. ¿Es su lealtad una estrategia política? La pregunta no es baladí. A lo largo del filme vemos como ella, en realidad, juega al juego político mucho mejor que su marido.

Desde los 90, Huma Abedin ha formado parte del equipo de Hillary Clinton, entonces primera dama, casualmente también salpicada por los escándalos sexuales de su marido Bill. Durante años, las dos mujeres han llegado a tener tal nivel de amistad e intimidad que incluso Hillary ha llegado a decir de ella que es "como una segunda hija". Actualmente, Abedin, es la vicepresidente de la campaña presidencial de Clinton.

Durante la filmación del documental en 2013, la pareja Weiner-Abedin pensó que estarían grabando una extraordinaria historia de redención, donde el perdón y el respeto triunfan pese a los deslices sexuales. Sin embargo, a las pocas semanas, Weiner volvía a estar en un charco de barro.

Entre planes políticos, conversaciones en la cocina y escenas familiares donde la pareja alimentaba a su hijo, una nueva historia de sexo volvió a explotar sobre su candidatura. En julio de 2013 surgieron más mensajes explícitos en los que Weiner, bajo el patético nombre de "Carlos Peligro", ligaba con hasta 10 mujeres. La campaña se hundió.

Pese a que Weimar declaró que iba a continuar con su candidatura, Kriegman y Steinberg filmaban cómo la intención de voto, del 20% según algunos sondeos realizados durante la campaña, se desplomaba en las urnas. También cómo el personal del candidato huía herido de su líder por su falta de sinceridad y cómo, de nuevo, se tensaban las relaciones en la pareja.

"Es como estar en una pesadilla", afirmó una vez Abedin a la cámara mientras permanecía de pie en su cocina.

En medio de la grabación del documental, un nuevo escándalo sexual explotó sobre la pareja Weiner-Abedin

Ahora, la historia documental del ascenso y desplome de Weimer llega a los cines después de su estreno en el festival de cine de Sundance, donde ha sido galardonado con el Gran Premio del Jurado. "Tienes la oportunidad de ver la cantidad de conversación política de EEUU impulsada por el espectáculo, el sensacionalismo y el apetito insaciable de entretenimiento", relata Kriegman sobre el largometraje.

Considerado como un documento fiel de lo que ocurre entre los bastidores de una campaña, el documental mezcla sexo y política, intimidad y espectáculo, de una manera única. Porque, a pesar de todo, ¿existe algo más explosivo que esa combinación?

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar