Actualidad

Sexo, violencia y barrios: la versión GTA de Barcelona

WV$P, la serie que quiere ser censurada de Internet

Fotografías de Toni Vidal y Adrià Guardiola

Chico conoce chica. Chica tiene novio. Chico, chica y novio le pegan una paliza a un chico.

Así va a empezar la serie online que será la referencia de la Barcelona más cruda y real: WV$P.

WV$P es una historia universal, pero en cabrona. Necesitábamos saber más y por eso hemos quedado con Frank Lucas (director), Pol Armengol (guionista) y los actores Annette Gil, Leïti Senè y Jan Rodamilans.

Al grano. ¿De qué va WV$P?

Pues WV$P va de que un buen día, Tatu, harto de vivir rodeado de pijos en el mejor barrio de Barcelona, conoce a Ricky, que le introduce en un grupo de krump del extrarradio de la ciudad. En esta familia de la variante epiléptica del break-dance, ocurrirá todo.

Pijos, sexo, celos y autodestrucción

Allí está Clara. "Ricky y Clara llevan tiempo juntos pero en ese momento las cosas no andan bien. Bueno, de hecho tienen una relación abierta pero por parte de él no es tan abierta. Hace ver que le da igual pero si me ve con otro tío se pone celoso. Con Tatu desde un principio hay feeling. Solo de mirada, pero Ricky lo nota… Clara es una chica sexy", dice Annette, que hace de Clara.

¿Y Tatu y Ricky cómo son? "Tatu es un rayado, se autodestruye un poco", dice de su personaje Leïti. "Ricky es un chulaco, no sabes por dónde te va a venir. Con Leïti hay buen rollo, pero Ricky es un cabrón y no se fía del todo de él", resume Jan.

"Tenemos ya escritos los primeros 12 capítulos, de 45 minutos cada uno. Hay muchas vías narrativas". Quien habla es Frank Lucas, el director. Lleva un año y medio planeando la serie, que se estrenará online a principios de 2016.

WV$P dará que hablar. "Nos hemos marcado el objetivo de ser lo más polémicos posible. Decíamos medio en broma: ‘que nos censuren en todos lados'. Queríamos poder llegar a hacer una serie que al día siguiente tuviéramos llamadas de padres de adolescentes queriéndonos denunciar", afirma Frank con una sonrisa.

¿Cómo de polémica es WV$P, Frank? "En una escena del capítulo piloto van todos a pincho a meterse con un chico con síndrome de Down en un parque. 12 personas. Comienzan a vacilarle, Clara la primera. Le roban el móvil y ella se lo pone en el canalillo"

Desde luego, un comienzo brutal. Salvajadas a pie de calle que pueden ocurrir en las trastiendas de las ciudades.

En el episodio piloto van todos a meterse con un chico con síndrome de Down. Comienzan a vacilarle. Clara la primera

"Me encanta la idea de poder empatizar con personajes que son unos cabrones", dice Frank. "No hay que compartir lo que hacen, pero sí entenderlo. A veces ese hijo de puta te puede caer bien".

O sea, que podemos esperar sexo, drogas y violencia de manera explícita... "Sí. Sexo con menores, hay cosas que me van a dar dolores de cabeza", reconoce Frank. "Es una serie sin ningún asidero, es un poco ‘el hombre es un lobo para el hombre’. Creo que puede tocar bastante los cojones por ahí".

Que nos censuren en todos lados

Sus creadores nos están diciendo que todo está pensado para que, aunque guionizado, pueda parecer real. Frank lo resume de manera gráfica. "Ese tío que vemos que se mete en la trastienda de un kebab o de una lavandería y luego participa en batallas de baile… ¿eso es verdad? Nos gustaría crear esta sensación de duda”.

WV$P se rodará en lugares que no salen en las guías para turistas. Barcelona es una postal, una marca, sí, pero sigue teniendo calles y barrios donde pasan cosas, saltan chispas y donde también se encuentran soluciones. Es ahí, y no en una paella de plástico o una camiseta de Messi de 90 €, donde encuentran su espacio los chicos y chicas de la serie.

“Lo que me flipa de WV$P es que si estuviera ambientada en los 60, estos chicos serían mods, en los 70 punks, en los 80 skins, en los 90 ravers… Esta historia es universal”, apunta el guionista Pol.

¿Más puntos a favor de la serie? Que en WV$P no se habla como en una serie moribunda de Antena 3 o como si fuera un doblaje cutre de la MTV.  Si Leïti va vestido de pijo, Ricky le suelta "qué pasa, tío, ¿se te ha cagado un delfín encima?".

El baile callejero es también una buena oportunidad para reivindicar a las chicas poderosas. Annette tiene 23 años y llegó aquí desde la República Dominicana. En la vida real, baila twerk y dancehall. "Muchas veces te califican como una guarra solo por bailar un estilo que es sexual y abierto. Porque mueves el culo ya eres una guarra: eso es totalmente machista”.

“Los chicos, cuanto más jóvenes, más sexistas. A los de 16 o 17 les daría dos hostias directamente. En el baile las chicas siempre se infravaloran, tú te tienes que imponer mucho más que un tío para llegar a su nivel”, remata con más firmeza que lamento.

¿Porque mueves el culo bailando ya eres una guarra? Eso es totalmente machista

"Mi personaje, Tatu, tiene 18 años y no hace más que bailar y pegar palizas", dice Leïti, de 16 años. El No-Futuro planea también sobre los WV$P. Para los tres actores, la clave está en una educación que no motiva al alumno.

Escuchamos a Jan, nacido en Terrassa hace 22 años. "Cuando tenía 17 años me dijeron ‘elige algo ahora’. Hice Electrónica y no me gustó. He hecho Cocina y me ha gustado pero sé que no es mi camino. Hay mucha gente que no sabemos dónde vamos. Tienen que sacar de ti tu motivación, lo que te gusta”.

La educación no sabe motivarte, y cuando sabes qué carrera estudiar no puedes porque la universidad es carísima

Annette ha tenido otra variante de este problema. “No te orientan muy bien y cuando lo sabes tampoco lo puedes hacer porque las universidades son carísimas. Yo he tenido que dejar de hacer una carrera que tenía muchísimas ganas de hacer porque no tenía dinero suficiente para costeármelo. Eso tendría que ser básico”.

Acabamos la charla jugando a fantasear qué es lo primero que haríamos cada uno si fuéramos el alcalde de la ciudad.

Pol lo tiene claro. "Quemarla”.

Quema tu ciudad

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar