PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Las emisiones de los coches manipulados de Volkswagen causarán 1.200 muertes prematuras

H

 

Científicos del MIT han calculado el coste humano en Europa de la trampa que la compañía alemana realizó entre 2008 y 2015 trucando las emisiones de sus vehículos diésel

PlayGround

07 Marzo 2017 13:20

Hace dos años, Volkswagen reconocía que había trucado 11 millones de vehículos diésel para saltarse los controles anticontaminación que garantizan la protección medioambiental y la salud pública. Entre 2008 y 2015, hasta que una agencia estadounidense destapó la fraude, se vendieron coches que escondían la contaminación real de sus emisiones. Conocemos el escándalo, pero no sabíamos las consecuencias que podría tener esa trampa.

Hasta ahora.

Un estudio ha querido calcular la cantidad de muertes humanas en las que se traducirá el truco de la compañía. Y la conclusión a la que han llegado es preocupante.

Los científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han calculado que 1.200 personas morirán en Europa prematuramente, perdiendo hasta diez años de vida, como resultado del exceso de óxido nitroso y monóxido de carbono expulsado a la atmósfera por los coches trucados. De esos fallecimientos, 500 sucederán en Alemania y el resto en países vecinos como Polonia (160), Francia (84) o República Checa (72).

En una investigación previa, los mismos científicos habían estimado la mortalidad que causarían los vehículos en Estados Unidos. Con menos automóviles mal regulados circulando en ese país, unos 482.000, la cifra de muertes se quedaba en 60.

En Europa, sin embargo, la mortalidad será más acusada por un conjunto de factores. El impacto agravado se debe a que, además de que rodaron más coches truncados -unos 2,6 millones-, el continente es más pequeño, su población está más concentrada y no se dan las mismas condiciones atmosféricas. El aire europeo contiene más cantidad de amoníaco, lo que implica que se formen partículas finas de oxido de nitrógeno, una exposición que causa enfermedades cadiopulmonares y respiratorias. Estas partículas tardan en formarse, pudiendo aparecer a 100 o 200 km de la fuente de emisión.

"La contaminación atmosférica es muy transfronteriza", recordó Steven Barrett, coautor del estudio. "No se preocupa por las fronteras políticas, sino que pasa directamente. Así, un coche en Alemania puede tener fácilmente impactos significativos en los países vecinos, especialmente en zonas densamente pobladas, como el continente europeo".

Los científicos estimaron las muertes prematuras superponiendo los datos climatológicos y las rutinas de uso de los vehículos a los mapas de población. Remarcan que existe un daño causado que ya es irreparable, pero recuerdan a Volkswagen que todavía puede paliar la dimensión del problema. Si el fabricante repara los vehículos afectados antes de que termine 2017, evitará 2.600 muertes prematuras adicionales a las 1.200 ya inevitables. O lo que es lo mismo: Volkswagen tiene la capacidad de evitar que se pierdan 29.000 años de vida y 4.100 millones de euros en los costes de salud correspondientes a las patologías derivadas de la contaminación en el aire.

PlayGround ha intentado ponerse en contacto con Volkswagen para preguntarles sobre esta problemática y las futuras acciones que podría estar planenado la marca. Sin embargo, los representantes de la compañía declararon no poder atender la llamada para hacer declaraciones.

share