Actualidad

Vivir en un solo cuerpo, pero ser muchas personas

Luna tiene trastorno de identidad disociativo, e intenta curarlo a través del arte. Junto a Laurence Philomene publica el documental 'My Girls' donde nos cuenta su historia

Luna tiene veinte años, aunque su habitación está decorada con figuritas de My Little Pony y otros detalles de color rosa. Vive en Canadá, dirige un fanzine de arte y feminismo y lleva el pelo teñido de su color preferido. Así resumida, su vida podría parecer la de cualquier adolescente nerd, con espíritu punk e inquietudes artísticas. Sin embargo el caso de Luna e Los Santos presenta cualidades especiales, porque ella no es sólo una persona, sino muchas a la vez.

Con un único cuerpo, su mente es capaz de asumir varias identidades enfrentadas las unas a las otras. Luna padece t rastorno de identidad disociativo, o lo que también se suele llamar personalidad múltiple. Una veces es artista, otras veces es curadora, otras veces se siente una niña, otras veces quiere llevar el pelo negro, otras veces llora, otras está alegre, otras lee libros románticos, pero siempre sintiéndose de manera distinta, hasta completar las siete personalidades femeninas que conviven dentro de ella desde pequeña.

¿Cómo lidiar con tantos sentimientos? ¿Cómo hacer que el cerebro se mantenga cuerdo cuando son tantos los personajes que su cuerpo ha de representar? En un documental titulado My Girls y realizado por su amiga, amante y compañera de trabajo Laurence Philomene, Luna explica cómo es el proceso de ese desorden y qué consecuencias tiene para ella y para los que le rodean. Philomene conoce de sobra a Luna, ya que llevan mucho tiempo realizando proyectos juntas. Ambas dirigen el colectivo feminista The Caven, y su próximo reto es el de abrir una galería de arte.

Vídeo

En este documental de veinticuatro minutos, Laurence Philomene ha tratado con cariño y mucho respeto la dolencia de su amiga. Escenas muy íntimas, una estética suave, tranquila, con el terreno preparado para que cada una de las siete personalidades de Luna pudieran aflorar ante la cámara. Como ella misma explica de una manera muy sencilla, el t rastorno de identidad disociativa consiste en un sistema formado por el huésped (o la personalidad más fuerte) y por sus otros (aquellos que van apareciendo y que tienen identidad propia). Algunas de estas personalidades son positivas, y otras desarrollan un carácter depresivo.

Luna, 20 años, artista.

Eleanor, 19 años, entusiasta amante de los libros.

Ramona, 19 años, le gusta salir con colegas y escuchar música punk.

Bunny y Nugget, 5 y 6 años, les gusta el color amarillo y jugar con gatitos.

Beth, 20 años, le encanta la estética retro de los 60 y una de sus ocupaciones es la de mantener a las personalidades depresivas lo más alejadas posible.

Eve, no se sabe mucho de ella. Es la más misteriosa y lo más probable es que el sistema de personalidades quieran ocultarla, porque aún no están listas para lidiar con sus recuerdos.

Así es como somos, y así es como vivimos” , dice la joven ante la cámara, en lo que no parece un grito de ayuda tanto como una declaración de intenciones. Después de haber pasado años asistiendo a médicos y a hospitales donde pudieran ayudarle a tratar sus problemas, Luna y Laurence han decidido quitar el velo que escondía este trastorno de los medios y mostrar al mundo su mente tal y como es, dignificando su manera de ser. Una vez más, el arte se convierte en medicina, y la juventud es el arma más potente para derrotar a los tabús que siempre nos persiguieron.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar