PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Los fines de semana de 5 días se imponen en Venezuela

H

 

Trabajar menos puede parecer un sueño, pero la medida no tiene nada de maravilloso

PlayGround

27 Abril 2016 11:57

En Venezuela se descansa 5 días y se trabaja 2. Puede parecer el mundo al revés, o el sueño de muchos trabajadores, pero en realidad la razón que se esconde detrás de esta medida no tiene nada de idílica.

Nicolás Maduro, presidente venezolano, ha decidido que el sector público deje de trabajar el miércoles y el jueves para ahorrar en electricidad. La medida se suma a una anterior en la que ya se decidió que los ciudadanos venezolanos no trabajarían el viernes.

Actualmente, a la crisis de desabastecimiento que sufre el país sudamericano, se ha sumado una grave sequía, la más intensa en los último 40 años.

El fenómeno meteorológico El Niño se ha cebado con el país de Maduro causando un descenso drástico del nivel de agua en las centrales hidroeléctricas.

La mayor parte de la energía eléctrica en Venezuela es producida por la Central Hidroeléctrica de Guri, cuyo embalse, según palabras del Gobierno, "parece un desierto".

Según la Corporación Eléctrica Nacional, el agua del embalse de Guri se sitúa ahora en 241,60 metros sobre el nivel del mar. Por debajo de la cota de 240 metros se considera "zona de colapso".

La sequía, el desabastecimiento de primeros productos básicos y las enormes colas incluso para comprar medicinas se suman a los niveles más bajos de la popularidad de Maduro. Según Datanálisis, el 63,4% de los venezolanos rechazan la gestión de su presidente.

A esto, se le suma una violencia rampante en las calles. Según el periódico venezolano El Nacional, en 25 días llegaron a la morgue de Caracas 400 cuerpos. Todo ello puede crear la situación idónea para promover un cambio en el Gobierno.

La oposición venezolana ya ha comenzado el mecanismo de referéndum revocatorio que pretende sacar del Gobierno a Maduro. Para activar el proceso, necesitan recoger las 200.000 primera firmas.

Por su parte, el régimen sigue considerando cualquier intento de la oposición de llegar al Gobierno parte de un golpe de Estado orquestado por los poderes occidentales para quitar de en medio a Maduro.

El general Padrino López ha denunciado públicamente el golpe, apuntando a "el club de Madrid, el Parlamento Europeo, los voceros de EEUU e incluso el presidente Barack Obama" como instigadores.

share