PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Vencer al cliché: Barneys lanza una gran campaña publicitaria protagonizada por modelos transgénero

H

 

La cadena de tiendas de lujo lanza una campaña valiente centrada en la comunidad trans

José Necky

31 Enero 2014 14:15

Parece que una de las principales luchas culturales de nuestro tiempo se está librando en la deconstrucción de los estereotipos del mundo de la moda. Conscientes del inmundo potencial ideológico que radica en la imagen de los modelos de las grandes marcas, ya no sólo nos preocupa el escuálido peso de quienes se pasean por las pasarelas. Está en juego el imaginario del mundo occidental, y por eso cada pequeña batalla, ya sea en el color o en la orientación sexual, se ve como una gran conquista.

El último pequeño gran paso de la industria lo ha dado la lujosa cadena Barneys, con su campaña 'Brothers, sisters, sons and daughters', que consiste en una edición limitada de fotografías de diecisiete modelos transgénero de diferentes países y razas. La campaña fue pensada por Dennis Freedman, y ejecutada por el objetivo del fotógrafo Bruce Weber. Los retratos aparecerán en grandes publicaciones como The New York Times o Vogue, y además en la web de Barneys se podrán encontrar vídeos con las historias personales de los protagonistas.

Sorprendentemente, la campaña ha sido recibida con elogios por parte de los grandes medios norteamericanos. Por ahora, aun no ha salido la plataforma conservadora de turno a criticar o a poner en duda el valor del gesto. Y es normal que se celebre esta decisión, puesto que más allá de quienes puedan pensar que la compañía quiere resarcirse de las acusaciones de racismo en las que se vio envuelto hasta Jay Z, la iniciativa para normalizar la imagen pública de los trangénero sólo puede ser una buena noticia. A diferencia de la comunidad gay y lesbiana, que en los últimos años ha ido ganando terreno, el estigma sobre los trans sigue siendo muy grande.

Por esa razón, que el 10% de los beneficios de algunas tiendas de Barneys vaya destinado a asociaciones como National Center of Transgender Equality o LGBT Community Center in New York es importante, pero casi anecdótico. Lo determinante de verdad es que las imágenes de la campaña golpeen nuestros prejuicios, convirtiendo esta campaña en el pistoletazo de salida en favor de la normalización cultural (y laboral) de los transgénero.

share