PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

En 2015 estas adolescentes ya intentaron parar al youtuber acusado de pornografía infantil

H

 

Pero nadie les hizo caso...

J.C.S.

29 Junio 2017 06:00

YouTube / Austin Jones

Hace dos semanas, el cantante y youtuber Autin Jones fue detenido por presuntos cargos de pornografía infantil. Según la acusación, el joven de 24 años pedía a sus fans menores de edad que le enviaran vídeos sexualmente explícitos. De corroborarse la sentencia, se enfrentará a un mínimo de 15 años de cárcel.

Ahora, tal y como ha revelado BuzzFeed News, han aparecido varios testimonios que corroboran estas acusaciones. También dicen haber intentado parar al youtuber en 2015. Al parecer, en esta época varias seguidoras del artista denunciaron en sus redes sociales las peticiones que Jones les hacía. En este caso no se trataba de vídeos pornográficos, pero sí prácticas similares, como bailar twerking en ropa interior.

En mayo de 2015, cuando salieron a la luz los primeros casos, el también youtu ber Damon Fizzy habló con varias chicas que habían sido acosadas, recogió sus testimonios y los envió a los organizadores del Grow Wild Tour, un evento exclusivo para influencers. Tras explicar lo ocurrido, tomaron conciencia y le dejaron fuera del recorrido:



Algo similar le ocurrió con el Vans Warped Tour. Según una declaración anónima para Buzzfeed, tras saber lo ocurrido “lo echaron del Warped Tour y le recomendaron hacer terapia”.

Ese mismo año, una de las afectadas publicó un vídeo (ahora recogido por Damon Fizzy) en el que le decía a una chica de 14 años que “estaba muy caliente”:



“Las historias estaban dando vueltas por ahí, pero estaban siendo ignoradas”, explica Damon Fizzy a raíz de lo ocurrido.Pero entonces vi que estaba manipulando a menores de edad para su propio beneficio sexual, así que tuve que hacer algo”.

Fizzy llegó a hablar con el mánager de Jones para que actuara al respecto. Pero cambió de tema rápidamente y se desvinculó de toda responsabilidad. Claro que la indiferencia no duró demasiado, pues a los pocos días volvieron a publicar un vídeo del youtuber en Twitter. Esta vez lo había colgado una chica llamada Star. Solo tenía 13 años cuando lo grabó, y se observa a Jones pidiéndole que haga twerking.

El tweet de mayo de 7.

Buzzfeed

Aunque el tuit ha sido retirado, se volvió viral rápidamente y provocó que las víctimas de Austin Jones se reunieran. “Estaban provocando que tuviéramos ansiedad y depresión. Éramos muy jóvenes para lo que estaba sucediendo”, explican ahora a Buzzfeed.

En aquel momento nadie se tomó en serio lo que estaba sucediendo. Tardaron más de 20 días en echarlo fuera del evento en el que se encontraba. Su gran número de seguidores presionaban aún más a las víctimas, y esto acabó por invisibilizarlas.

Para más inri, el 29 de junio de 2015, Jones sacó un vídeo en el que hablaba durante 17 minutos de los mensajes “inapropiados” que habían salido a la luz, diciendo que todo eran malentendidos porque se trataba de broma, pero excusándose en que sufría depresión y eso le llevaba a “buscar la atención de sus seguidoras”:

“No sé cómo demostrarlo, pero el tiempo lo dirá. Vais a ver que voy a ser mejor a partir de ahora”, decía, admitiendo la evidencia de los hechos. Este vídeo, de hecho, ha podido ser una prueba sustancial para el proceso por el que se le acusa. Pero todavía queda esperar la sentencia para ver si cargará con todo el daño que ha hecho.

share