Actualidad

La URSS ocultó las consecuencias de medio millar de pruebas nucleares peores que Chernóbil

Encuentran un informe clasificado que describe que los científicos soviéticos conocían el daño generado a la población en el punto más radiactivo del planeta

Aunque apenas se conozca, Semipalatinsk, una región de Kazajistán cerca de la frontera con Siberia (Rusia), es el punto más radiactivo del planeta. El territorio arrastra las secuelas de una barbarie que se ocultó a los ciudadanos y al mundo. En plena guerra fría, entre 1949 y 1991, la URSS detonó 456 artefactos nucleares en secreto. Sintiéndose todavía hoy las consecuencias de la explosiones silenciadas, el número de casos de enfermedades supera a los provocados por el accidente nuclear de Chernóbil.

A pesar de que las pruebas ya fueron destapadas, el director del Instituto de Biofísica de Rusia acaba de descubrir un informe clasificado que describe los resultados de un estudio radiológico y que ha entregado a la revista New Scientist para que se difunda. Se trataría de un documento que muestra que los científicos soviéticos y el gobierno eran conscientes de los impactos provocados por las explosiones a la población.

"Durante muchos años, esto ha sido un secreto", dijo el director, Kazbek Apsalikov.

'El Polígono', nombre con el que se conoció el lugar donde se explosionaban las bombas, se eligió para los experimentos por ser una zona 'prácticamente deshabitada'. Sin embargo, cerca de 700.000 personas vivían en sus mediaciones y, como se sabe, el peligro nuclear reside en que la toxicidad nunca se restringe a la ubicación de la detonación.

La primera bomba que se activó fue una de plutonio en 1949, una copia casi exacta de la lanzada por EEUU sobre Nagasaki cuatro años antes. Luego vinieron las termonucleares, en 1953. Tres años más tarde, una nube de partículas altamente nocivas llegó a Ust-Kamenogorsk, una ciudad a 400 km en la que 638 personas tuvieron que ser ingresadas al quedar envenenadas por la radiación.

El informe desvela que los científicos, al medir los niveles de radiación un mes después y en dos ocasiones posteriores, escribieron que consumir grano local o alimentos cultivados en ese suelo era altamente dañino, pero no lo comunicaron públicamente. Y tampoco cesó la barbarie invisible.

Fuente: RTVE

Se calcula que unas 111 pruebas se realizaron en la superficie o en el aire hasta que en 1963, el Tratado de Prohibición Parcial de Ensayos las prohibió al aire libre y los soviéticos pasaron a experimentar bajo tierra, en túneles escavados.

Los niños nacieron con malformaciones, la gente murió prematuramente, se crearon epidemias y enfermedades transmisibles que aún perduran. 'El Polígono' es una área letal: 18.000 km cuadrados de tierra radiactiva. La atrocidad impune en la que se intoxicó ininterrupidamente durante 40 largos años a sus habitantes.

Informe secreto de 1956 descubierto ahora por el director Instituto de Biofísica de Rusia.

[Vía Science Alert]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar