PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Twitter sabe que estás deprimido, y quiere ayudarte

H

 

La ciencia puede adivinar si estás de bajón analizando tus tweets

Franc Sayol

30 Enero 2014 13:08

Nuestra manera de exponernos en Twitter suele traernos más quebraderos de cabeza que beneficios. Justine Sacco sabe muy bien de lo que hablamos. Pero la ciencia podría haber encontrado la manera de sacar partido de nuestro exhibicionismo en aras de la salud pública. Concretamente, nuestros tweets podrían servir para avisarnos si estamos incubando una depresión.

Un equipo de Microsoft Research Redmond está trabajando en una herramienta que permite predecir depresiones mediante el escaneando de los tweets. Para hacerlo, el software analizaría diversos factores, entre los que se incluyen el lenguaje utilizado, el horario en el que se postean los mensajes y la frecuencia y volumen de tweets. Los resultados de los primeros estudios indican que, por ejemplo, los twiteros aparentemente deprimidos son más propensos a postear durante la noche y la madrugada, mientras que los perfiles sanos son más activos durante el día y tras la jornada laboral. Palabras como ansiedad, severo, suicida, fatiga, nerviosismo, o adictivo son habituales en el lenguaje los usuarios deprimidos pero, sorprendentemente, otras como ella, él, chica, juego, hombre, casa, divertido, favorito, increíble, amor o película también podrían ser indicadores de una depresión.

Evidentemente, si twiteas algo a las cinco de la mañana que incluya las palabras adictivo y casa no significa que tengas que estar deprimido. En declaraciones a Time, los investigadores de Microsoft han admitido que el sistema está “lejos de ser perfecto”, pero aseguran que los resultados de las primeras pruebas han tenido una precisión del 70%.

De llegar a implantarse esta clase de mecanismos de análisis, estaríamos ante un nuevo conflicto de privacidad en internet. Tras las revelaciones de Snowden y el escándalo de la NSA, los ciudadanos difícilmente comprarán la idea de que un software que analiza tus comunicaciones lo haga únicamente para el beneficio de tu salud mental. A fin de cuentas, se hace difícil pensar que una programa de ordenador pueda guardar el secreto profesional.

share