Actualidad

Turín quiere ser la primera “ciudad vegetariana” del mundo

Chiara Appendino, la nueva alcaldesa de Turín, quiere priorizar la dieta vegetariana ante la inquietud de la prominente industria cárnica de la zona.

Chiara Appendino fue elegida alcaldesa de Turín el pasado 20 de junio. Perteneciente al Movimiento 5 Estrellas, fundado por el cómico Beppe Grillo y de una ideología antisistema y ambientalista, Appendino ha supuesto una gran revolución para una ciudad históricamente liderada por el Partido Democrático, de centro-izquierda.

Apenas un mes después de su elección, la nueva alcaldesa acaba de anunciar un nuevo gran cambio para Turín: será una “ciudad vegetariana”.

Appendino ve como prioridad promover dietas vegetarianas y veganas entre los más de 2 millones de habitantes que tiene la ciudad del norte de Italia.

"Reducir el consumo de carne es fundamental para la protección del medio ambiente, la salud y el bienestar de los animales".

“Reducir el consumo de carne es fundamental para la protección del medio ambiente, la salud y el bienestar de los animales”, se explica en el manifiesto de 62 páginas en el que presenta los objetivos que el gobierno de la ciudad perseguirá durante sus años de mandato.

Aunque no se han dado detalles sobre la estrategia que seguirán, se espera que lleven a cabo proyectos educativos relacionados con el vegetarianismo. De este modo, los niños aprenderán valores básicos sobre el bienestar animal y las   propiedades de la nutrición, aprendiendo todas las opciones dietéticas que pueden seguir.

Chiara Appendino

Un objetivo utópico para acabar con una industria de la que cada vez existe más concienciación.

El Movimiento 5 Estrellas lleva desde su fundación defendiendo el vegetarianismo. A principios de este mes, el vicepresidente Luigi di Maio celebró su 30 cumpleaños con una tarta vegana. Y, aunque Beppe Grillo ha dicho que la carne es parte de su dieta, en su blog defiende constantemente la dieta libre de productos procedentes de animales.

El problema de Appendino se encuentra en el lugar donde gobierna. Turín es la capital de Piamonte, una región conocida por su gastronomía basada en la carne roja. Esto ha provocado el miedo en quienes se dedican a este sector, pero pronto el gobierno de la alcaldesa ha salido a defender sus medidas:

“No me gustaría crear una controversia en el mercado de la carne. No vamos a cerrar pequeños comercios ni a arruinar a las personas que llevan años trabajando en el desarrollo de la comida y el vino de Piamonte”, ha explicado la consejera de Medio Ambiente Stefania Giannuzzi.

No han faltado quienes  han criticado a la medida de Appendino. “Si desobedeces a la alcaldesa de Turín, te irás a la cama sin cenar” cita uno de los tantos tuits que satirizan la medida, dando a entender que la política es una especie de niñera que busca cuidar de sus hijos.

Pero Appendino continúa firme en su pretensión de hacer de Turín la primera “ciudad vegetariana” del mundo. Un objetivo utópico para acabar con una industria de la que cada vez existe más concienciación.

[Vía The Guardian]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar