Actualidad

La primera (y memorable) visita de Trump a Europa en 4 puntos

Del violento empujón a los líderes europeos para ponerse en primera fila a las críticas por no pagarle a la OTAN, así ha pasado Trump por lo que el mismo ha definido como "el infierno"

Hasta ahora la gira internacional de Trump había ido relativamente bien. Salió de Arabia Saudí sin insultar a los musulmanes, llegó a Israel entre alabanzas y en Roma aguantó el tipo después de que El Papa le regalase un libro sobre cambio climático. A él, que es el mayor negacionista del calentamiento global. Sin embargo, todo cambió cuando aterrizó en Bruselas, esa ciudad que definió como "infierno", para ir a la reunión de la OTAN, la organización a la que no hace mucho llamó "obsoleta".

1. Apretones de manos incómodos

Hasta ahora todo era "increíble" y "asombroso". En este sentido, el primer encuentro con el nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, también lo calificó con todos los adjetivos grandilocuentes posibles, mientras se daban un apretón de manos más largo y más intenso de lo previsto.

2. Macho alfa entre la manada

No le pasó lo mismo al primer ministro de Montenegro, Dusko Markovic. El manotazo que le dió para ponerse en primera fila para una fotografía, ha sido la viva escenificación de "America First" (América primero) a pesar de que desde la Casa Blanca aseguran que ese despliege de testosterona no es más que un "saludo informal" al montenegrino.

La escena, incómoda donde las haya, ha sido criticada en las redes hasta por la autora de la saga Harry Potter, J.K. Rowling que ha escrito: "Tú, pequeño, pequenísimo, diminuto hombre".

3. Los europeos son unos morosos

Llegó a Bruselas con la artillería cargada contra Alemania. Ante los líderes europeos, dijo que los alemanes eran "malos, muy malos", después de lanzar duras críticas contra el superávit comercial del país, según informaciones del seminario Der Spigel.

El paso de Trump por la sede de la OTAN quedó marcado por un tono duro. Le exigió a sus socios una mayor aportación en materia de Defensa para "centrarse" en derrotar el terrorismo, controlar la inmigración y paradójicamente, tras todos los escándalos que rodean la "trama rusa", frenar toda amenaza del Kremlin. "He sido muy, muy directo con el secretario Stoltenberg y los miembros de la alianza en decir que los miembros de la OTAN deben finalmente contribuir de manera justa y cumplir con sus obligaciones financieras, 23 de los 28 países miembros todavía no están pagando lo que deben pagar", dijo el presidente acusando a los europeos de morosos.

4. Las carreteras europeas no están hechas para la desmesura estadounidense

La última parada es este viernes en Taormina, en la región Sicilia, donde se celebra la cumbre del G7, que pondrá a prueba el unilateralismo de Trump ante las otras seis potencias sobre temas como el cambio climático, el terrorismo y la economía mundial. El presidente norteamericano ya llegado a la región italiana y lo primero que ha hecho es quejarse de las carreteras. El problema es que la limusina presidencial, la llamada "la bestia" no cabe en los caminos estrechos de Taormina. En tono jocoso el alcalde de la ciudad ha comentado que la caravana presidencial ha sido más larga que todo el pueblo en sí.

La Unión Europea y el nuevo equipo de la Casa Blanca tienen poco en común. Por parte del mandatario norteamericano, ha sido una visita cargada de duras críticas hacia el funcionamiento de la comunidad. Por parte de los mandatarios europeos, el encuentro ha sido más que frío, gélido. Las dos administraciones no comparten ideas ni en materia comercial, ni de inmigración, ni cambio climático, ni tampoco de una posible aproximación a Rusia. El único punto que les une es la lucha antiterrorista, aunque ni siquiera en la forma de combatirla están de acuerdo, después de que este viernes se diese a conocer que Estados Unidos llevó a cabo filtraciones para averiguar los detalles del atentado de Manchester.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar