Actualidad

Así es el plan de Trump que abre la puerta a las deportaciones masivas

11 millones de inmigrantes que viven de forma irregular en EEUU pueden convertirse en objeto de persecución

Donald Trump ya tiene redactado su plan para acabar con la inmigración irregular. Y la consecuencua directa de ese plan es que 11 millones de inmigrantes que viven sin papeles en EEUU se pueden enfrentar ahora a deportaciones masivas.

El departamento de Seguridad Nacional ha publicado este martes dos nuevas directrices, defendidas por el secretario John Kelly, que amplían el espectro de persecución de los inmigrantes.

Los memorandos permitirán a las autoridades federales actuar de forma más agresiva ante las personas si documentos regulares, para lo que se prevé contratar 15.000 nuevos agentes, e incluso expulsar de forma prácticamente inmediata a los que lleven menos de 3 años en el país. Se acelerarán las audiencias de deportación y se alistará a las fuerzas de seguridad locales para que ayuden a cumplir la ley de las detenciones.

Las directrices de Kelly remarcan que los criminales serán su primera prioridad, pero en esa categoría se incluye a convictos, arrestados o simples sospechosos de haber cometido un crimen. Esto significa que cualquiera que sea detenido incluso por una infracción menor o que sea sospechoso de haber entrado en el país de forma irregular, será una prioridad.

Los memorandos permitirán a las autoridades federales actuar de forma más agresiva ante las personas son documentos regulares, para lo que se prevé contratar 15.000 nuevos agentes, e incluso expulsar de forma prácticamente inmediata a los que lleven menos de 3 años en el país

Se habla también en los memorandos de deportar a México a quienes hayan cruzado la frontera irregularmente, incluso si no son originarios del país. Además, Kelly quiere dejar de proporcionar algunas protecciones legales a los niños inmigrantes que llegan al país sin acompañamiento, pero solo si luego se reúnen en EEUU con algún tutor legal o con sus padres. La nueva regulación también permitirá a las autoridades federales procesar a los padres de los menores no acompañados si se descubre que entraron en el país por medio de contrabandistas, a menudo la única forma de escapar de la violencia de América Central.

A pesar de que no se derogará el programa de Obama que protege a cerca de 750.000 jóvenes inmigrantes, llamados 'dreamers', las nuevas medidas representan una clara ruptura con su legado.

De acuerdo a The Washington Post, los defensores de los derechos humanos han recibido con indignación las nuevas medidas y argumentan que se traducirán en abusos generalizados sobre los inmigrantes.

Kelly quiere dejar de proporcionar algunas protecciones legales a los niños inmigrantes que llegan al país sin acompañamiento pero solo si luego se reúnen en EEUU con algún tutor legal o con sus padres y se permitirá a las autoridades federales procesar a los padres de los menores no acompañados si se descubre que entraron en el país por medio de contrabandistas.

"Está utilizando el espectro de la delincuencia para crear miedo a los inmigrantes en la comunidad americana con el fin de crear una abertura para avanzar en su persecución indiscriminada", aseguró Clarissa Martínez de Castro, vicepresidenta adjunta del Consejo Nacional de la Raza, una organización que protege a los hispanos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar