PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Trump: “No hubo colusión, no hubo obstrucción. Estoy dispuesto al 100% a testificar”

H

 

El presidente arremete contra el ex director del FBI, al que acusa de mentir y ser un filtrador. Trump se muestra dispuesto a testificar bajo juramento para defender su versión de los hechos

L.M.R.

10 Junio 2017 13:23

40 horas. Eso es lo que le ha durado la flema presidencial a Donald Trump. La flema o el respeto a la disciplina recomendada por sus asesores en comunicación. Han sido 40 horas de mutismo desde el demoledor testimonio del exdirector del FBI, James Comey, ante el Comité de Inteligencia del Senado. Pero esta madrugada el volcán Trump ha vuelto a eructar en Twitter.



Pese a tantas declaraciones falsas y mentiras, vindicación total y completa... y WOW, ¡Comey es un filtrador!”


La comparencia de Comey el pasado jueves ante el Senado ha sacudido la moral política de EEUU. El exdirector del FBI acusó a Trump de mentir y difamar y de intentar influir para que dejase de lado la investigación sobre el dimitido Michael Flynn, su entonces consejero de seguridad. También se mostró convencido de que su cese tiene que ver con la investigación de la posible injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales por parte de la agencia que él dirigía, un extremo que el propio Trump llegó a reconocer, para luego desdecirse.

Las palabras del ex director del FBI han sido valoradas por los medios estadounidenses como el testimonio más grave en décadas de un alto funcionario contra un presidente. Y puede traer repercusiones: su comparecencia y su declaración escrita sobre cómo el presidente de EEUU intentó interferir en su trabajo insuflan nueva vida a un posible caso de obstrucción a la justicia, la piedra angular de un posible impeachment.

Tras semejante carga de profundidad, Trump no podía permanecer callado mucho tiempo.


Para el presidente, el testimonio de Comey “confirmó mucho de lo que yo dije y (dijo) algunas otras cosas no son verdad”. Trump niega, por ejemplo, que le reclamara “lealtad”


En las redes, Trump acusaba a Comey de mentir y ser un filtrador. Poco después, en su primera comparecencia pública tras el testimonio del exdirector del FBI, el presidente de Estados Unidos se ha mostrado inusualmente parco y medido, ajustándose al guión marcado por su abogado, Mark Kasowitz.

Para el presidente, el testimonio de Comey “confirmó mucho de lo que yo dije y (dijo) algunas otras cosas no son verdad”. Trump niega, por ejemplo, que le reclamara “lealtad” o que le pidiera abandonar la investigación sobre Flynn.

No hubo colusión, no hubo obstrucción. Estoy dispuesto al 100% a testificar”, ha dicho Trump, evitando entrar en más detalles, al ser preguntado sobre si estaría dispuesto a defender su relato de los hechos bajo juramento.

Los analistas ven en esa sentencia una estrategia defensiva clara: reducir el asunto a un duelo de versiones. Su palabra contra la mía. En ausencia de otras pruebas, las acusaciones del destituido director del FBI podrían quedar en nada si Trump lo niega todo.


Los analistas ven en una estrategia defensiva clara en el ofrecimiento de Trump: reducir el asunto a un duelo de versiones. Su palabra contra la mía


Trump compareció en los jardines de la Casa Blanca junto al primer ministro rumano, Klaus Iohannis, y no quiso dejar demasiado espacio al turno de preguntas. A las que hubo, respondió de una manera concisa, midiendo las palabras, consciente de que se mueve en terrenos resbaladizos y de que, llegados a este punto, cualquier diatriba mal calculada podría tener repercusiones legales para él.

La atención se centra ahora en la figura del fiscal especial Robert Mueller, al frente de la investigación sobre la trama rusa. Mueller fue durante 13 años director del FBI, es amigo y mentor de Comey, y se le considera una persona insobornable. Si Trump cumple su palabra, será él, Mueller, quien le tome declaración.

Durante su comparecencia, Trump ha aprovechado para expresar su deseo de pasar página y cerrar de una vez por todas el capítulo Comey. “Quiero volver a la tarea de gobernar este gran país”.


share