Actualidad

Trump cambia su discurso y avisa a Israel de que los asentamientos “pueden no ser útiles” para la paz

EEUU advierte a Netanyahu sobre sus nuevos asentamientos. ¿Se está cuestionando Trump su política de apoyo a Israel?

La política internacional de Donald Trump es cada vez más caótica. Si hace menos de 24 horas le colgaba el teléfono al Primer Ministro australiano por no querer aceptar a los refugiados que se comprometió a recibir Obama, esta mañana se conocía que Trump ya no da pleno apoyo a los pasos de Israel con respecto a la construcción de nuevos asentamientos.

A pesar de que durante la campaña electoral todo apuntaba a que Trump apoyaría más que nadie a Israel, el presidente ha dado un giro en su posición lanzando un comunicado en el que sostiene que los planes de construcción de 3.000 nuevos asentamientos "pueden no ser útiles para la paz".

No obstante, Sean Spicer, portavoz de la Casa Blanca, ha declarado que la Administración Trump no ha adoptado ninguna posición oficial al respecto y no cree que la existencia de asentamientos impidan alcanzar esa paz.

A pesar de que parezca contradictorio, lo que pretende Washington es dejar claro que el nuevo presidente no criticará los nuevos asentamientos pero que opina que quizá no sean la mejor forma de poner fin de una vez por todas al conflicto.

A pesar de que durante la campaña electoral todo apuntaba a que Trump apoyaría más que nadie a Israel, el presidente ha dado un giro en su posición lanzando un comunicado en el que sostiene que los planes de construcción de 3.000 nuevos asentamientos "pueden no ser útiles para la paz".

Hacía 25 años que Israel no se embarcaba en la construcción de asentamientos y parece que la decisión ha venido motivada en parte a una postura más endeble desde la Casa Blanca. "En lugar de la luz verde durante la campaña y la luz roja de Obama, Trump está parpadeando con una luz amarilla intermitente", ha sostenido en The Guardian el antiguo negociador estadounidense en Oriente Medio Aaron David Miller.

Benjamin Netanyahu, Primer Ministro de Israel, se enfrentó en varias ocasiones a Barack Obama durante sus ocho años de mandato y Trump le prometió que con su llegada todo cambiaría a mejor para Israel.

Nada más ser elegido presidente criticó con intensidad que Obama no vetara la resolución de la ONU que condenaba los asentamientos. Una resolución que no le gustó nada a su yerno Jared Kushner debido a que su familia posee un largo historial de apoyo financiero a los asentamientos de Cisjordania.

Durante la cita del 15 de febrero, Netanyahu y Trump discutirán este nuevo viraje y todos los temas referentes a la política de Oriente Medio. Lo que por el momento no se conoce es cómo se ha tomado Kushner la luz intermitente que ha encendido su propio suegro.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar