PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Trump pone de Secretario de Estado a un viejo amigo de Putin

H

 

El diplomático más importante del Gobierno estadounidense será un magnate del petróleo galardonado por Rusia con la Orden de la Amistad

Margaryta Yakovenko

13 Diciembre 2016 15:06


Donald Trump prometió que mejoraría sus relaciones con Rusia y parece que lo decía completamente en serio. Hoy mismo el presidente electo confirmará al elegido para ocupar el puesto de Secretario de Estado, el cargo diplomático más importante del gobierno.

Pero el nombre del escogido ya está confirmado. Rex Tillerson será el hombre encargado de construir una nueva era en las relaciones internacionales de EEUU.

Presidente de la segunda empresa más rentable del mundo y una de las petroleras más grandes del planeta, Tillerson lleva más de 40 años trabajando en Exxon Mobil. Empezó como ingeniero de producción y en 2006 llegó al puesto más alto de la empresa. Su trayectoria se circunscribe a la industria de los hidrocarburos. Su experiencia en cargos públicos o políticos de responsabilidad es inexistente


Presidente de la segunda empresa más rentable del mundo y una de las petroleras más grandes del planeta, Tillerson lleva más de 40 años trabajando en Exxon Mobil.


Durante sus años en la compañía, adquirió importantes habilidades diplomáticas siempre puestas al servicio del enriquecimiento de Exxon. Según el New York Times, el empresario ha trabajado con líderes de países como Nigeria, Qatar, Guinea Ecuatorial o Sudán. Pero también tiene unas relaciones inmejorables con Rusia, una carta que juega a su favor a ojos de Trump y en contra a los de todo el Congreso.

Las relaciones con Rusia viene de largo. En 1998, Tillerson se convirtió en el presidente de Exxon Neftegas, una filial de la empresa norteamericana que se dedica a las explotaciones de energías fósiles en Rusia y en el Mar Caspio. En esos años, el Primer Ministro de Rusia no era otro que Vladimir Putin.

Las buenas relaciones de la empresa se fortalecieron cuando Tillerson comenzó una fructífera amistad con Igor Sechin, director de la empresa petrolera estatal Rosneft, íntimo amigo de Putin y el segundo hombre con más poder de Rusia.


Desde 1998 Tillerson tiene unas relaciones inmejorables con Rusia, país en el que su compañía tiene grandes intereses económicos.


En 2011, la empresa de Tillerson firmó un acuerdo con Rusia para la perforación en el territorio del Ártico que el calentamiento global había dejado sin hielo. No se sabe cuánto costó el acuerdo, se habla de centenares de millones de dólares, pero lo que sí se conoce es que la compañía perdió 1.000 millones de dólares cuando en 2014 EEUU y UE impusieron sanciones a Rusia por la anexión de Crimea. Una prueba más que evidencia que las sanciones tendrán los días contados con Tillerson al mando.



Un año antes de las sanciones, Tillerson fue galardonado por el propio presidente ruso con la Orden de la Amistad, un premio que Rusia otorga a los ciudadanos que contribuyan a la "cooperación entre naciones y pueblos". De acuerdo al Wall Street Journal, Tillerson ha tenido probablemente más interacción con Putin que ningún otro estadounidense a excepción de Henry Kissinger.

¿Pueden estas estrechas relaciones perjudicar a EEUU? El senador John McCain asegura sentirse preocupado. "Vladimir Putin es un matón, abusón y asesino y cualquier persona que lo describa como cualquier otra cosa está mintiendo", declaró el político en Fox News.


Tras las sanciones de EEUU a Rusia, la empresa de Tillerson perdió cerca de 1.000 millones de dólares por contratos de explotación en la zona ártica.


El senador demócrata Bob Menéndez está de acuerdo con su adversario político y ha publicado en Twitter que Tillerson es una garantía para Rusia de "tener a su disposición un cómplice dentro del gabinete presidencial".

Los ecologistas también ha aprovechado su elección para quejarse de que el supuesto progresismo de Tillerson con respecto al cambio climático, es un encubrimiento de su agenda destructiva. May Boeve, director de la oenegé 350.org, aseguró a Motherboard que su organización investigará si la petrolera del Tillerson ha engañado al público y a los accionistas sobre la amenaza del cambio climático para conseguir beneficios.



Donald Trump, lejos de aceptar las críticas, ha decidido encumbrar a su elegido a la categoría de 'héroe diplomático'. "Para mí, una gran ventaja es que conoce muchas de las piezas clave y las conoce bien. Logra enormes acuerdos con Rusia, hace enormes acuerdos, no para él mismo sino para la compañía", declaró Trump a Fox calificando a Tillerson de "negociador de talla mundial".


La elección de Trump ha sido cuestionada tanto por los republicanos como por los demócratas y los ecologistas.


Queda por ver si sus conocimientos de diplomacia empresarial serán igual de buenos cuando se trate de acordar la paz en Siria, las relaciones con Ucrania o la normalización de las relaciones con China que Trump ha puesto en peligro en las últimas semanas.

share