Actualidad

El artículo que desearás enviarle al compañero de trabajo que más odias

Según un estudio norteamericano, a los trabajadores introvertidos no les agradan sus compañeros extrovertidos

Cada centro de trabajo es un microcosmos. Además de cuestiones más propiamente laborales, como quién cumple mejor o peor su cometido, o quién tiene mayor o menor carga de trabajo, existen perfiles claros en aspectos que podríamos denominar más personales o psicológicos.

Está quien vive en la silla y también aquella persona para la que toda oportunidad para pasearse es buena. Está quien no levanta la cabeza del ordenador y quien nadie se explica cómo acaba su trabajo cada día. Está quien come como si fuera nutricionista y está quien devora como si hubiera estado subido a un andamio toda la mañana.

Juntando ambas vertientes, investigadores de la Universidad de Oregon, de Florida y de Notre Dame acaban de realizar un estudio en el que han llegado a una curiosa conclusión: que algunas de esas personas que permanecen más sentadas y calladas en la oficina quizá están secretamente pendientes de las más extrovertidas. Y no para bien, precisamente.

Los trabajadores más introvertidos asignaron peores puntuaciones a aquellos que, digámoslo así, más se hacían notar. Y les propondrían para una promoción en menor medida que a otros compañeros. Podríamos llegar a una clara conclusión: en el trabajo, las apariencias cuentan.

Con toda probabilidad ya has pensado en personas de tu trabajo. ¿Qué pasaría si todos tuviéramos pensamientos tan transparentes que no se pudieran ocultar? Divertido sería seguro.

Cuidado, en el trabajo las apariencias cuentan.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar