PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Denuncian que empleados de Amazon viven de acampada por las condiciones abusivas

H

 

Una nueva polémica salpica a la compañía

J.C.S.

12 Diciembre 2016 13:37

Una nueva polémica sobre condiciones de trabajo abusivas salpica a Amazon, en este caso en el Reino Unido.

La compañía ha sido acusada de mantener a sus empleados de un almacén de Dunfermline, Escocia, en "condiciones intolerables". 

Según una investigación del Sunday Times, los trabajadores temporales son penalizados por coger bajas por enfermedad y sufren grandes presiones para entregar los pedidos a tiempo. También denuncia que los operarios tienen que recorrer una media de 16 kilómetros diarios sin poder hidratarse, ya que los dispensadores de agua suelen estar vacíos.

Incluso, tal y como se observan en varias fotografías reveladas por The Courier, algunos trabajadores del almacén duermen en tiendas de campaña justo delante del edificio para ahorrar el dinero que cuesta el transporte para ir al trabajo.

One tent near the Amazon site in Dunfermline. Two others have been seen in recent days.


Para Navidad, la empresa ha contratado a 20.000 nuevos operarios. Casi el doble de su fuerza habitual de trabajo.

El personal tiene que pagar precios muy altos para coger un autobús de agencia que llega hasta el almacén, por lo que buscan ahorrar costes como pueden. Y no son pocos los que están en estas condiciones. Para Navidad, la empresa ha contratado a 20.000 nuevos operarios. Casi el doble de su fuerza habitual de trabajo.

A recent protest outside Amazon.

Esta es la enésima polémica que ha protagonizado la compañía de Jeff Bezos al respecto.

Hace unos días, un trabajador intentó suicidarse lanzándose de un edificio por la presión que sufría por parte de la empresa. Además, hace tres años un periodista encubierto comprobó en su propia piel las largas horas de trabajo físico a las que se ven sometidos los empleados. Y un informe reciente de los sindicatos advierte de que los trabajadores están cayendo enfermos por las condiciones que sufren.

En internet surgen cientos de comentarios de antiguos empleados que se quejan de “haber trabajado como robots” y de la “paranoia que tienen sobre la seguridad en el empleo”. Además, critican que las horas extras son obligatorias y que los festivos no existen en noviembre y diciembre.


“Al igual que en casi todas las empresas, se espera un cierto nivel de rendimiento de nuestros asociados”.

Amazon se ha defendido únicamente diciendo que los trabajadores cobran 8,73 euros la hora y 13 la hora extra, algo mayor del salario mínimo británico, establecido en 8,50 euros para mayores de 25 años.

También han defendido sus políticas de trabajo, remarcando que, “al igual que en casi todas las empresas, se espera un cierto nivel de rendimiento de nuestros asociados”.

[Vía The Guardian]

share