PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cómo una ama de casa convirtió una visita al médico en una empresa millonaria

H

 

La idea le vino durante una visita al médico con su hijo

PlayGround

25 Abril 2016 13:22

La inspiración y las buenas ideas pueden encontrarse en cualquier parte. Incluso en la consulta del médico. Jennifer Holland, una mujer australiana madre de cuatro hijos, puede dar buena cuenta de ello.

Un día, esta mujer llevó a su hijo de 15 meses al médico. Cuando llegó el momento de explorar la garganta, el pequeño Ronan se retorcía en su regazo mientras el médico le intentaba introducir el depresor de madera en la boca. El doctor le pidió que mantuviera la boca de su hijo abierta para que él pudiera observar la garganta. La necesidad de que dos personas tuvieran que encargarse de una tarea aparentemente tan sencilla le dio que pensar a Jennifer. Y cuando llegó a su casa tuvo una idea genial.

¿Por qué no juntar el depresor y la linterna de exploración en un mismo dispositivo?

Ahora, esta mujer australiana es dueña de un imperio con un valor de 15 millones de dólares gracias a su invento Throat Scope. Este dispositivo añade una linterna a los tradicionales depresores de madera, por lo que ya no son necesarias dos manos para hacer la exploración bucal.

Jennifer no tenía ningún tipo de conocimiento de medicina pero, gracias a la investigación a través de Internet, consiguió crear un primer prototipo de lo que sería Throat Scope, compuesto por una pieza de plástico con una linterna LED de un dólar.

En 2014, Holland se presentó al programa de emprendedores Shark Tank con su revolucionaria idea. Throat Scope triunfó, convirtiéndose en la única idea pre-venta que consiguió un contrato esa temporada.

Después del éxito en el programa, Holland reunió un equipo y empezó a comercializar el producto. Actualmente, Throat Scope se vende a 30 centavos, lo que lo convierte en una alternativa competitiva frente al tradicional depresor de madera, que se vende a cuatro centavos. Y no deja de crecer.

Se estima que la compañía llegue a tener un valor aproximado de 15 millones de dólares, tras el acuerdo con la distribuidora médica GIMA que llevará Throat Scope a ser comercializada en más de 140 países.  

Para Jennifer, "ser madre me ha dado las bases para tener las habilidades necesarias para los negocios".

Nunca una visita al médico fue tan productiva.




share