Actualidad

Terry Richardson la vuelve a liar, ¿pero a quién le importa?

Las denuncias al fotógrafo no cesan; sin embargo, nadie termina de creerse a quienes le denuncian

Todos conocemos a un tío o a una tía que se ha acostado con la mitad de nuestra lista de contactos. El típico del que ninguna quiere saber nada, pero luego ¡TOMA! La típica de la que todos reniegan pero más tarde, ¡PAM! Todos hemos pensado que los “guays” de la clase eran unos pretenciosos, pero bien que nos hacía ilusión cuando nos dirigían la palabra. Todos hemos odiado a algún famoso de la tele, y sin embargo el corazón nos ha dado un vuelco cuando lo hemos visto en la calle. Admitámoslo: nos encanta parecer unos malotes.

Por eso seguimos viendo las películas de Woody Allen sin importarnos que pueda ser un pederasta, por eso cotilleamos las redes de Miley Cyrus aunque la odiemos, y por eso seguimos emocionándonos, riendo y celebrando cada una de las sesiones, editoriales o polémicas que el maligno Terry Richardson lance al mundo a través de sus redes. Y eso a pesar de que su reputación tendría que estar ya bajo mínimos.

¿Su último testimonio? El relato de una modelo que contaba en Reddit su experiencia posando para Terry. El relato es previsible: el fotógrafo se pone violento y la situación se vuelve cada vez más pornográfica. “Me convertí en un juguete sexual. Acabó corriéndose en mi cara y me dijo que mantuviera los ojos bien abiertos mientras su ayudante se ponía delante de mí. Los dos se pusieron a hacerme fotos en lo que a mí me parecieron diez minutos aunque probablemente solo fuesen 30 segundos", dice.

Ahora bién, ¿qué podemos esperar ya de él? ¡Si tiene más de 5 denuncias y millones de acusaciones en redes! ¡Si es el autor del libro de fotografía más guarrindongo de todo Taschen! Evidentemente esto no significa que las agresiones perpetradas por Richardson sean justificadas, pero sí explica el desinterés o la apatía con que asistimos a la cronología del fotógrafo. Más aún, lo incompresible no es tanto su obsesión por la cocaína y por eyacular sobre la cara de una tía mientras le hace una foto, sino que haya tantas chicas dispuestas a dejarse fotografiar por él.

La periodista Hannah Ongley elaboraba ayer una lista en Bullet Magazine de todas las denuncias recibidas por el polémico artista desde 2001, y hoy SModa repasaba algunos de los momentos más conflictivos de la trayectoria de Richardson, mientras subrayaba la pregunta que la web Vocativ lanzaba a sus lectores: ¿por qué seguir trabajando con alguien como Terry Richardson?

La respuesta la conocemos.

Porque todo nos da absolutamente igual ya.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar