Actualidad

Teorías conspirativas en torno al gangsta rap

Una carta anónima difunde una increíble historia sobre las motivaciones ocultas de la industria discográfica en relación a la propagación del gangsta rap durante los 90s

Podría ser una broma, un gran hoax, igual que podría ser verdad. Lo único cierto es que medios de información relacionados con la escena hip-hop y gente de la industria musical han recibido por mail una carta anónima en la que se relata la celebración de una misteriosa reunión en 1991 que, de ser cierta, cambiaría la visión que tenemos de la historia del rap.

El firmante de la carta afirma haber asistido a esa reunión y llevar décadas cargando con el peso de saber lo que allí se habló. El texto es demasiado largo como para traducirlo íntegro aquí, así que urge un resumen. El argumento central del testigo relator es el siguiente: en esa reunión, a la que asistieron una serie de ejecutivos de la industria discográfica, unos siniestros personajes les intentaron convencer de la conveniencia de orientar sus políticas de A&R y sus esfuerzos promocionales hacia una música que promoviera abiertamente mensajes que incitaran a un comportamiento criminal, habiendo fijado sus ojos en el rap. ¿Por qué razón? Porque gente de la industria del disco, además de otros inversores con poder y sin escrúpulos, habían invertido en el negocio de las cárceles privadas, subvencionadas por el estado (a más internos, más dinero en forma de subvención para la sociedad que gestiona la cárcel). La inversión estaba hecha, ahora faltaba llenar esas centros de internamiento de reclusos para hacer de ellos un negocio rentable. Y ahí entraba en juego el gangsta rap como música dedicada a ensalzar la vida criminal. Wax Poetics ha publicado en su web la carta completa. Puedes leerla siguiendo este link.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar