Actualidad

La universidad para emprendedores existe y está en Barcelona

"Intraemprendimiento" es la nueva palabra de oro en los ámbitos empresariales

"El programa de aprendizaje radical”: así es como se presenta el posgrado MasterYourself, impartido por la plataforma TeamLabs y que se presentó en Barcelona hace unos días. De entrada, el receptor de la información puede pensar que tiene poco que ver con los estudios post-licenciatura que las universidades suelen ofrecer habitualmente. Y así es, precisamente, como sus responsables quieren que se identifique su método.

Una de las personas que se encuentran tras TeamLab es Juan Freire. En ocasiones, su nombre aparece vinculado al término gurú, aunque él dice no identificarse como tal. “No sé por qué tengo cierta visibilidad; se me conceptualiza. Quizás porque he hecho cosas raras: pasé de ser investigador clásico a la investigación aplicada y de ahí a la creación de empresas. Después me sentí muy atraído por todo lo que rodeó a la revolución de Internet y lo que generaba de cambio social y empresarial. Y eso que empezó como una forma de investigación, se acabó convirtiendo en una forma de vivir que me ha llevado a donde estoy ahora”.

Oficialmente, la plataforma TeamLabs nació hace dos años, aunque previamente habían estado un año trabajando junto a la Universidad de Mondragón (País Vasco). Su proceso de aprendizaje está basado en una metodología finlandesa, Team Academy, aplicada desde hace más de dos décadas. “Con esta metodología trabajamos tanto con estudiantes como con empresas o con líderes. Se basa en que siempre estás aprendiendo: para resolver problemas tienes que aprender”, explica Freire. “ Al revés de lo que pensamos habitualmente, que es que tienes una idea y montas una empresa, aquí es al contrario: montas la empresa y tienes la idea. Generar ideas es parte del proceso”.

Según sus datos, ya ha habido dos promociones del Grado LEINN en la calle con un porcentaje de ocupación del 100% (en total unas 80 personas). Freire cuenta que en el grado aprenden todo lo necesario para llevar una empresa: marketing, contacto con el cliente, distribución… Paralelamente hay una parte más tradicional, “del tipo anglosajón”: aquí no hay profesores que impartan clase sino “entrenadores que te sugieran lecturas y materiales que tú asimilas”.

Un paso más allá de la (supuesta) esperanza emprendedora

Las explicaciones de los métodos de enseñanza de TeamLabs son muy conceptuales. Están plagadas de palabras de las que se intuye el significado, aunque este no sea siempre del todo claro. Después del mil veces mentado “emprendimiento”, ahora llega el “intraemprendimiento”, el “nuevo liderazgo” o la “economía creativa”. Pero, ¿qué significa todo eso?, ¿ha llegado ya el momento de la neolengua de Orwell?

Según Freire: “No es que uno sea el líder y los demás sean seguidores, sino que hay distintos líderes con distintas responsabilidades, y todos debemos aprender a ser líderes y eso significa estar a disposición de los demás. Crea las condiciones para que el equipo pueda trabajar, tenga rendimiento y pueda convertir una idea en realidad. Nuestro liderazgo no es carismático ni jerárquico, sino que se basa en la convicción, en la reputación, en el diálogo y en la responsabilidad”. ¿Ejemplos de ese tipo de líderes? “Nuestros iconos son el Dalai Lama, Gandhi y Dee Hock, el fundador de Visa”.

En este sentido, es recomendable prestar atención al concepto de “intraemprendimiento”: promete ser la nueva palabra de oro en los ámbitos empresariales. Este intraemprendimiento se refiere a que “dentro de una organización, un grupo de gente desarrolla proyectos con la actitud de un emprendedor. Desde 0 hasta el infinito. Con recursos limitados y con autonomía. Es el perfil profesional emergente. Puede sonar muy radical, pero si quieres trabajar en el Banco Santander o en Telefónica, olvídate: ya no buscan abogados o economistas, sino que buscan líderes de equipo e intraemprendendores”, afirma Freire.

¿Nuevo capitalismo? A su juicio, la economía ha pasado por tres frases. La primera sería la economía industrial, a la que seguiría el capitalismo financiero y finalmente la economía creativa, donde ahora nos encontramos. “La economía creativa no se refiere al concepto de creatividad o de arte —dice Freire—, sino a organizaciones muy ágiles, horizontales, con este tipo de liderazgos. Y viene para quedarse. Será un nuevo ecosistema formado por startups y emprendedores. Nosotros trabajamos con gente que se inserta en esa economía”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar