Actualidad

La sucia jugada de las firmas tabacaleras para seguir ganando dinero

¿Creías que el tabaco estaba en retroceso? Una investigación revela las trampas de las tabacaleras para enganchar a nuevos clientes

Getty Images

Las regulaciones en el tabaco han salvado millones de vidas en Occidente. Pero parte de la industria tabaquera no quiere lo mismo para África.

Así lo ha demostrado, junto a otras firmas, uno de los principales fabricantes, British American Tobacco (BAT), al exigir a gobiernos de al menos ocho países del continente que disminuyan la intensidad de las regulaciones en el tabaco. Las mismas que reducirían el número de muertes que deja cada año.

Esta abusiva actitud, que solo responde al objetivo de enriquecerse, ha sido destapada recientemente por The Guardian en una investigación. En ella ha demostrado que Uganda y Kenia son los países que están siendo especialmente golpeados por esta guerra sucia. 

BAT ha demandado al gobierno de Uganda para que "cancele en su totalidad" las regulaciones antitabaco y los impuestos, que tacha de "caprichosos", según ha constatado el mismo rotativo a través de un documento judicial no publicado.

Respecto a Kenia, la compañía se encuentra en una lucha legal en la cual se ha abanderado de la premisa de que la Ley de Control del Tabaco, que entró en vigor en 2015, es "incompatible con la Constitución y entra en contravención con ella". Aunque las restricciones de la política incluyen las advertencias de salud en los paquetes y en los puntos de venta que en Occidente llevan años moviéndose en el territorio de lo cotidiano.

"BAT ha hecho todo lo que está en su mano para bloquearnos", lamentó a The Guardian el excirujano cardíaco que lidera la Junta de Control del Tabaco del gobierno de Kenia, Peter Odhiambo.

                                                                                                                                                                               Getty Images

A pesar de que sus exigencias se escapan de cualquier atisbo de razón, BAT tiene justificación para ellas."El demandante alega y demostrará que la Ley de Control del Tabaco tiene el efecto de señalar injustificadamente a la industria tabacalera tratándola de forma discriminatoria", consta en el documento judicial.

Sin embargo, las garras de las compañías de tabaco no solo están acechando a África a través de las demandas. El mismo rotativo británico tuvo acceso a cartas, tres de las cuales procedían de BAT, a través de las cuales han sembrado el miedo entre los gobiernos de varios países del continente. Les han acusado de violar sus propias leyes y los acuerdos comerciales y les han amenazado con que sus políticas podrían acabar desencadenando repercusiones negativas en su economía.

El interés de la industria tabaquera en el mercado africano no es en vano. Con actualmente 77 millones de fumadores, se presagia que el número que había en 2010 ascenderá a alrededor del 40% en 2030. Un cambio que significará el mayor incremento nunca visto en el mundo y que hará que los africanos sean aún más susceptibles de formar parte de los siete millones de personas que mueren por culpa del tabaco cada año, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un escenario completamente distinto es el que hoy pisan los europeos. La misma investigación de The Guardian ha revelado que, por ejemplo en Reino Unido, actualmente solo fuma el 16,9% de la población y que las muertes por enfermedades cardíacas han caído un 20% desde que se prohibió fumar en el interior de los establecimientos, según cifras publicadas el mes pasado.

BAT y otras firmas taqueras han amenazado e intimidado a al menos ocho gobiernos africanos para incrementar sus ganancias en África

Además de las amenazas, denuncias e intimidaciones, los sobornos es el otro gran protagonista de esta guerra sucia. Como dijo el director ejecutivo de la Alianza de Control del Tabaco de Kenia, Joel Gitali, "hay acusaciones de que algunos políticos fueron sobornados en el pasado por empresas tabaqueras".

BAT ha negado discrepar con la regulación del tabaco, pero ha defendido su postura alegando que exige la intervención de los tribunales si considera que las normativas de los gobiernos africanos infringen la ley. Aunque su interpretación implique imponer la salud de Occidente por encima de la de África.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar