PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Torturar nunca pasó de moda, y estos son los métodos que marcan tendencia

H

 

9 técnicas que no están tan lejos de ti

Alba Muñoz

16 Febrero 2015 06:00

Si oyes la palabra tortura, no deberías pensar en instrumentos medievales ni en bandas criminales o terroristas. Deberías pensar en cárceles, en interrogatorios policiales, en los servicios secretos de los estados.

Según Amnistía Internacional, dos de cada tres personas en el mundo viven bajo gobiernos que torturan y matan a sus ciudadanos.

Desde los atentados contra las Torres Gemelas en 2001, estas prácticas de terror, que no de justicia, se han asentado como herramienta del sistema para ejercer su poder, coaccionar e interrogar a individuos al margen de la ley internacional. España sigue estando entre ellos.

Más allá de las palizas, las siguientes son algunas de las técnicas más utilizadas por parte de democracias y regímenes actuales.

1. El banco del tigre 

 China es uno de los principales fabricantes y exportadores de instrumentos para la tortura en el mundo. Más allá de prácticas como los electroshocks, las jaulas diminutas o la quema de la piel con una plancha, el país ha recuperado la técnica del banco del tigre contra los seguidores de la disciplina espiritual Falung Gong. Consiste en inmovilizar la espalda y las piernas de prisionero sobre un banco e ir añadiendo ladrillos bajo los talones. El dolor se vuelve insoportable y las cuerdas van haciendo herida hasta tocar hueso.

2. Strappado o garrucha

Este método, conocido como "postura del estrés" u "horca invertida", se utilizó durante el Renacimiento y ha vuelto con fuerza. Presos palestinos, turcos o prisioneros de Estados Unidos en Abu Ghraib (Irak) han experimentado este tipo de tortura: con las manos atadas a la espalda, se va colgando al prisionero lentamente de modo que los hombros se dislocan y cada vez se hace más difícil respirar. El siglo XXI ha incorporado pequeñas descargas eléctricas y abusos sexuales a esta terrible práctica.

3. La tortura blanca

Este tipo de tortura emocional y psicológica consiste en el aislamiento sensorial y físico del reo. Se le encierra en un cubículo blanco, totalmente silencioso y con una luz fría. Se le da de comer arroz blanco en un plato de papel blanco. Ebrahim Nabavi, a quien el gobierno iraní sometió a este encierro, dijo que después de ser liberado de la tortura blanca, uno nunca puede volver a ser libre.

4. El gato de nueve colas

Este látigo con múltiples colas suele utilizarse con nudos en los extremos e incluso bolas de metal o alambres con púas. Si bien su uso se remonta al antiguo Egipto, en 2005 todavía se utilizaba como forma de castigo en las islas de Trinidad y Tobago. Estos azotes se registraban en otros puntos del Caribe, como Antigua y Barbuda y Barbados.

5. Waterboarding o ahogamiento simulado

Esta técnica, que fue utilizada por los estadounidenses contra los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial, fue recuperada por George W. Bush durante la invasión a Irak. Consiste en atar al prisionero y arrojarle agua sobre la boca y las fosas nasales para crear una sensación de ahogo. A parte de la muerte y de las secuelas psicológicas, puede causar dolor extremo, daño pulmonar y daño cerebral por falta de oxígeno.

En 2006, dspués de una serie de informes que documentaban su uso habitual por parte del ejército y la CIA durante interrogatorios, fue prohibido. En 2009, el Departamento de Defensa de Estados Unidos se negó a confirmar que esta técnica haya sido desterrada como parte del entrenamiento militar de resistencia a interrogatorios.

7. La silla alemana

Desde que empezó la guerra civil en Siria, multitud de casos de tortura han sido documentados. El régimen de Bashar al Asad ha utilizado numerosas técnicas para maltratar a rebeldes y militares objetores. Una de las más crueles es la llamada silla alemana, que consiste forzar la columna vertebral del prisionero contra una silla o madera. Puede causar la rotura de la espalda y la muerte.

8. La celda fría

Además de la alimentación rectal, la privación de sueño y la desnudez forzada, la CIA ha utilizado celdas a muy bajas temperaturas como técnica de interrogatorio. En 1961, en Mississipi fueron documentados casos en los que activistas por los derechos civiles fueron expuestos a sistemas de aire acondicionado durante tres días.  

9. Pistola eléctrica

En Estados Unidos, las pistolas eléctricas tipo Taser forman parte del arsenal de la policía. No son pocas las personas que han sufrido daños físicos por culpa de las descargas eléctricas de 50.000 voltios. En Reino Unido, incluso ha habido muertes por disparos con este tipo de arma y su uso está causando una gran polémica.

En diciembre pasado, Ramón Espadaler, consejero de Interior catalán, se mostró abierto a que las pistolas eléctricas fueran utilizadas por los Mossos de Esquadra en Cataluña. La plataforma Stop Taser, integrada por 50 organizaciones civiles, lucha hoy día para prohibir su uso.

La tortura en democracia existe, es ahora cuando su impunidad empieza a quebrarse


share