Actualidad

Spotlight made in Spain: la pederastia en la Iglesia no es solo cosa de EEUU

Hablamos con Pepe Rodríguez, autor de Pederastia en la Iglesia Católica y uno de los mayores investigadores sobre el tema en España

I. El Spotlight español

A lo largo del año 2002, el equipo Spotlight publicó más de 600 artículos sobre casos de abuso sexual a menores en la Iglesia Católica.

Esta sección de investigación del periódico estadounidense Boston Globe consiguió que 249 sacerdotes de la ciudad fueran llevados a los tribunales por pederastia. Obligó al cardenal de Boston a renunciar —aunque luego fue reasignado en Roma— y puso sobre la mesa una realidad que fue saliendo a la luz en diferentes países.

Ahora esta historia adquiere una mayor relevancia gracias a Spotlight, una película protagonizada por Mark Ruffalo y Michael Keaton que está nominada a 6 Oscars.

El equipo Spotlight consiguió que 249 sacerdotes de Boston fueran juzgados por pederastia

En España, uno de los países donde la Iglesia Católica ha gozado tradicionalmente de una gran relevancia, apenas se ha hablado de abusos a menores por parte del clero. Pero no por eso la Iglesia ha estado libre de la lacra de la pederastia. Es lo que defiende el periodista Pepe Rodríguez, de 63 años, que sería el equivalente del equipo Spotlight en España.

II. "Toda persona de mi generación ha escuchado que el padre tal o cual metía mano"

A Rodríguez nunca le ha temblado el pulso a la hora de enfrentarse a la Iglesia.

El periodista, ahora profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, ha publicado libros como La vida sexual del clero (1995), Pederastia en la Iglesia Católica (2002) o Dios nació mujer (1999). Se ha enfrentado a los capítulos más polémicos del catolicismo desde los años 80 y se ha encargado de dar a conocer lo que todos saben y pocos dicen.

" Toda persona sensata sabe que los curas follan y toda persona de mi generación ha escuchado que el padre tal o cual había metido mano a alguien. Antes era una situación normal, que conocía todo el mundo y no traumatizaba a nadie".

Rodríguez ya decía en el año 2000 lo que se comenzó a publicar en los medios en 2008. "En Pederastia en la Iglesia ya explicaba lo que se vería más tarde. Ahí documento la responsabilidad de Juan Pablo II, de Benedicto XVI y pruebo el encubrimiento que llevaban a cabo. Porque que los curas abusaban de menores ya lo sabía todo el mundo, pero el problema está en lo más alto de la cúpula eclesiástica".

Los mayores abusadores ya están jubilados o muertos

Pese a que en España existen muy pocas denuncias contra sacerdotes por pederastia y que solo un 4,17% de estos abusos están probados según el catedrático de la Universidad de Salamanca Félix López Sánchez, para Rodríguez el dato ha sido mucho mayor. Incluso por encima de la media que señalaron las investigaciones de Spotlight, cuando afirmaron que el 6% del clero había cometido actos de pederastia.

"En España el número es muy superior. O mejor dicho, lo ha sido, porque los tiempos cambian y esta ola de pederastas surgió durante una época muy concreta de la Iglesia. La mayoría de casos no fueron destapados por miedo o desconocimiento de los padres de las víctimas. Ahora, los mayores abusadores ya están jubilados o muertos".

Pepe Rodríguez

III. "La prensa en España se ha comportado con una cobardía tremenda"

En la actualidad, en España hay una decena de sacerdotes condenados por abusos sexuales a menores, más otros tantos que están siendo investigados. Sin embargo, la cifra aumenta si hablamos de sacerdotes expatriados.

"Existe una rutina a seguir por los directivos eclesiásticos cuando se producen casos de este tipo. Primero los cambian de parroquia. Se trasladan de iglesia en iglesia y en todos los lugares cometen los mismos delitos. Y, cuando todo eso va a aflorar y no pueden retenerlos más, los envían a Perú, Colombia, México... donde hacen lo mismo. Ahí es cuando se pierde la pista, porque a nadie le importa que violen a un niño boliviano".

Rodríguez apunta a que esta práctica se ha desarrollado de manera global y que , con ello se demuestra que este no es un problema puntual, sino estructural.

El encubrimiento de la prensa española es absurdamente similar al de la Iglesia

Algunas de sus investigaciones han revelado casos en Chile, Argentina o México. Pero, en España, no ha logrado nada.

Antes de 2008, la información de abusos sexuales relacionados con la Iglesia era prácticamente inexistente. Pese a que existen artículos, la mayoría se limitan a retratar el problema como algo externo.

"La prensa en España se ha comportado con una cobardía tremenda; injustificable. En países más católicos que el nuestro, como Irlanda,  han salido a la luz investigaciones de este tipo. Pero la prensa española solo ha publicado lo que pasaba en otros lugares y cuando ya no podían esconderlo. El encubrimiento de la prensa es absurdamente similar al de la Iglesia".

IV. "Me prohibieron la entrada en cualquier iglesia del país"

Pepe Rodríguez no habla sin conocimiento de causa. La presión y la censura por parte de la Iglesia Católica le ha traído más de un problema desde que decidiera escribir sus libros.

Nunca ha recibido una denuncia judicial, pues todos los datos que ha publicado han sido probados. Sin embargo, su día a día se ha visto afectado por las presiones de la institución.

" La Iglesia actúa como una mafia, y las mafias nunca van al juzgado. Las mafias lo que hacen es presionar, coaccionar e intentar crearte problemas. Pero nunca dan la cara".

La Iglesia actúa como una mafia, y las mafias nunca van al juzgado

"Mi editorial recibió llamadas del presidente de la Conferencia Episcopal para que retiraran mis libros solo porque no les gustaban. También me censuraron en conferencias y cursos que estaban pactados, e incluso me prohibieron la entrada en cualquier iglesia del país bajo mandato explícito del cardenal Carles, exarzobispo de Barcelona".

De nuevo, esta censura se extrapoló a los medios de comunicación. " Mis libros fueron censurados por los medios. No aparecieron en ninguna parte. Me llamaban compañeros diciéndome 'Oye, tu libro cojonudo, pero entenderás que no puedo hablar de él'. Ni siquiera en los programas donde era colaborador tenía un espacio".

Esto se intensificaba en los medios públicos, supuestamente laicos. Durante 4 años, Pepe Rodríguez estuvo censurado en Catalunya Ràdio, según puntualiza, también por orden del cardenal Carles. "Quienes mandaban en la emisora, Unió (Opus), accedieron a impedirme cualquier tipo de retransmisión o colaboración en el medio".

Rodríguez llegó a producir un reportaje para TVE sobre la vida sexual del clero que fue retirado antes de estrenarse.

A Pepe Rodríguez se le prohibió la entrada a cualquier iglesia española

V. La abeja reina del avispero

Con la entrada del Papa Francisco, desde la cúpula eclesiástica quiso dar una imagen de regeneración y dejar atrás los abusos sexuales. La creación de un tribunal del Vaticano exclusivo para casos de pedofilia ha sido uno de los pasos más importantes para la institución.

Sin embargo, al Papa argentino le queda mucho camino por recorrer antes de demostrar una renovación real de la institución.

" El Papa actual tiene buenas intenciones, pero es la abeja reina de un avispero. Hay muchas avispas y con mucha mala leche. La Iglesia no se cambia con un Papa, porque tiene que mantener una cúpula ultraconservadora que ya actuaba con los Papas anteriores", explica Rodríguez.

La inmensa mayoría de los abusos a menores no son de pedófilos, sino de sinvergüenzas

Además, coloca el problema en el celibato. "La inmensa mayoría de los abusos a menores no son de pedófilos. La pedofilia es un trastorno, una enfermedad. La mayoría son curas sinvergüenzas con la bragueta alterada que, como no se atreven a mantener relaciones sexuales adultas y consentidas, desde su posición de poder fuerzan relaciones con menores o deficientes psíquicos, gente vulnerable de la que se aprovechan”.

Para Rodríguez, el conflicto se halla en la estructura de la Iglesia. Por mejores que sean las intenciones del Papa, es probable que sigan existiendo sacerdotes dispuestos a saciar sus impulsos sexuales de este modo.

Y las reformas no pueden cambiar esta realidad. Porque el mal ya está hecho. Porque, por más acciones que se lleven a cabo, las víctimas nunca recuperarán su inocencia arrebatada.

Por más acciones que se lleven a cabo, las víctimas nunca recuperarán su inocencia arrebatada

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar