PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Sony quiere que todos tengamos cámaras en los ojos

H

 

La marca ha patentado unas lentillas inteligentes capaces de tomar imágenes con un solo pestañeo. ¿Avance de la fotografía o simple atentado contra la privacidad?

Margaryta Yakovenko

03 Mayo 2016 14:15

Imagina poder hacer fotos con un simple pestañeo, no tener que perder tiempo sacando el móvil del bolsillo o apuntando y enfocando con la cámara de turno. Ver una escena fotografiable y en el mismo instante disparar, simplemente guiñando un ojo. ¿Apetece?

Pues hacia eso vamos.

Sony quiere convertir tus ojos en cámaras llevando su tecnología fotográfica a una lentilla

Sony quiere convertir tus ojos en cámaras llevando su tecnología fotográfica a una lentilla. La multinacional nipona ha registrado una patente de unas lentes de contacto que llevarían una cámara integrada que permitiría al portador tomar fotos con un solo pestañeo.

Además del objetivo, las lentillas inteligentes incluirían un módulo de memoria que almacenaría todas las fotografías, aunque si el usuario lo prefiere, podría tener la posibilidad de mandar las fotos en el momento a un servidor o dispositivo externo.

Para complicar un poco más el invento, Sony pretende dar a las lentillas un control de apertura, autoenfoque, estabilizador óptico de imagen y hasta un zoom. La idea es que con estas lentillas desterremos para siempre las cámaras y los móviles y hagamos fotos con un solo golpe de pestaña.

De momento se trata de solo una patente para una tecnología que aún está pendiente de desarrollo.

Así sería la lentilla patentada por Sony.


Pero, ¿es una buena noticia la obsesión de convertir nuestras pupilas en cámaras? Que todas las personas lleven una cámara integrada en los ojos nos puede recordar más a la ciencia ficción distópica de George Orwell que al futurismo de Isaac Asimov.

Sin duda, estas lentillas no solo simplificarían el acto de realizar fotografías sino que elevarían a la máxima potencia las posibilidades de someter a vigilancia a cualquier persona o exponer su intimidad de una forma no consentida.

Si imaginamos que estas lentillas podrían ser usadas por la policía, como ya se propuso hacer con las Google Glass, volveríamos al mismo debate de siempre: ¿Estamos dispuestos a sacrificar nuestra privacidad por la promesa de seguridad? 

 

Tener cámaras en los ojos, ¿es un avance de la fotografía o un burdo atentado contra la privacidad?

share