PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Un hogar jamás es ilegal: viaje a los squats más alegres de Londres

H

 

Descubre una okupación como nunca imaginaste con las imágenes de Corinna Kern

Ignacio Pato

23 Junio 2015 06:00

Los márgenes son excitantes.



No solo suelen ser espacios creativos, sino que en ocasiones aportan soluciones a problemas que parecen no tenerlas. 

Los squats, las casas okupadas y rehabilitadas son una respuesta directa al problema de la falta de vivienda y de espacios culturales para la juventud.

La fotógrafa Corinna Kern se pasó unos meses viviendo en algunos de los squats más singulares de Londres. En uno de ellos, conviviendo con 30 personas y 3 perros.

Con las imágenes que fue capturando, ha armado la serie A Place Called Home, un retrato que a muchos les deslumbrará por ofrecer una perspectiva distinta de la oscuridad con el que medios y políticos tratan el tema.



Kern pasó por las casas de Borough High Street, Garden Centre, la fábrica textil abandonada Fabric Storehouse o Downtown Restaurant, un antiguo cabaret.

Sobre todas ellas destaca The Castle, el primer lugar que visitó Kern. Un edificio de cinco plantas en el que viven unas 100 personas que en ocasiones se transforma en una gran rave. De hecho, la propia fotógrafa entró allí por primera vez un sábado por la noche durante una de aquellas grandes fiestas.

Rápidamente se dio cuenta de cómo un antiguo lugar de trabajo se podía transformar en un espacio ideal para un flujo de diversión colectiva.

Las imágenes sin artificio de su cámara nos hablan de empatía, familia, sonrisas y del Háztelo-Tú-Mismo más seductor.













Un hogar jamás es ilegal



share