PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Adolescente de 17 años descubre un fallo desapercibido de la NASA

H

 

Miles Soloman observó que algo estaba mal en los niveles de radiación tomados en la Estación Espacial Internacional

PlayGround

25 Marzo 2017 10:42


Miles Soloman es un adolescente de 17 años que ha detectado, nada más y nada menos, que un error en los datos tomados por la NASA, algo que no todo el mundo puede decir.

El joven, que es un entusiasta de la ciencia y sueña con trabajar algún día para la Agencia Espacial, se encontraba participando Proyecto TimPix, del Instituto para la Investigación en las Escuelas, que ofrece a algunos estudiantes la posibilidad analizar datos directamente obtenidos por la ISS, la espectacular Estación Espacial Internacional.

Con los datos en la mano, y bajo la luz del flexo, se puso a observar los niveles de radiación registrados por los sensores de la Estación cada cuatro segundos. Soloman quería comprobar cuáles eran los niveles más bajos cuando dio con... números imposibles. Un chip estaba escribiendo -1 para indicar la falta de radiación.

"No puedes obtener energía negativa", explica el joven. Si no hay energía es 0, pero no -1.

Sensores que registran los niveles de radiación

Animado por su profesor, envió un correo electrónico a la NASA, la cual no solo le contestó dándole las gracias sino que le invitó a ayudarles a estudiar el problema. La Agencia era consciente del fallo pero pensaba que solo se daba una o dos veces al año. Sin embargo, Soloman mostró que ocurría varias veces al día.

"Puedes decirles a tus amigos, acabo de enviar un correo electrónico a la NASA y están mirando los gráficos que he hecho", dijo emocionado en la BBC Radio 4.

"Mis colegas en la NASA pensaban que eso ya lo habían resuelto", continuó Larry Pinsky, encargado de seguir en la Agencia la radiación para afirmar que la corrección se apreció mucho. "Estoy seguro de que hay cosas interesantes que los estudiantes pueden hallar, que los profesionales no tienen tiempo para buscar".

Soloman cuenta que antes sus amigos creían que era todo un freak. Ahora, se mueren de envidia.

[Vía BBC]

share