PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Sólo quedan 3 formas para encontrar a alguien de quien enamorarse

H

 

Un nuevo estudio arroja datos muy significativos sobre cómo encontramos hoy el amor

PlayGround

01 Abril 2016 20:14

Imagen de Olivia Bee

El amor estaba a la vuelta de la esquina, y no es una forma de hablar.

En 1932, el sociólogo de la Universidad de Pensilvania James Brossard examinó 5.000 contratos matrimoniales consecutivos de Filadelfia. Y descubrió que casi el 20% de las parejas vivían a no más de 20 manzanas, y que menos del 20% se habían casado con alguien de fuera de su ciudad.

Ahora, claro, todo eso ha cambiado: "Piensa en donde creciste cuando eras un niño, tu bloque de pisos o tu barrio. ¿Puedes imaginarte estando casado con alguno de esos payasos?".

Piensa en donde creciste cuando eras un niño, tu bloque de pisos o tu barrio. ¿Puedes imaginarte estando casado con alguno de esos payasos?

Eso es lo que piensa Aziz Ansari, un humorista que ha escrito el libro Modern Romance junto al sociólogo Eric Klinenberg. Hoy en día tu barrio no tiene nada que ver con tu posible cónyuge. Además la edad en la que nos casamos (si lo hacemos) se ha retrasado mucho.

Un dato: durante los años sesenta en Inglaterra había un 76% de novias menores de 25. En 2012 representaron un 14%.

Otro dato: en 2009, más del 20% de las parejas heterosexuales hicieron match a través de plataformas de citas online.

Hoy internet es el tercer medio más exitoso para encontrar pareja. Ha ascendido a una velocidad del rayo desde mediados de los noventa mientras todo lo que comporta la comunidad, el entorno, ha ido perdiendo relevancia.

Los Cupidos de la comunidad se han extinguido. Ni los padres, ni el barrio donde uno crece, ni la escuela primaria ni las iglesias son ámbitos viables para enamorarse

Hablamos de iglesias, el barrio, la familia (que ya no presenta a jóvenes casaderos), pero también en lugar de trabajo o la escuela primaria. Todos esos ámbitos ya no son viables para encontrar el amor. Se han extinguido los cupidos cercanos. 



Vía WaPo


Todo esto también tiene una consecuencia positiva, y es que podemos encontrar pareja más allá de las rígidas fronteras de raza y de clase.

Pero entonces, ¿qué queda?

Los amigos siguen siendo la principal vía para conocer a alguien significativo, aunque va en preocupante descenso desde que se produjo el cambio de siglo. Digamos que están dejando de tener buen gusto o sus vidas ya no son tan agitadas como antes. 

Los lugares de ocio, como bares o restaurantes, se han convertido en el segundo lugar de socialización preferido. Esto se debe a que cada vez más hacemos vida en grandes ciudades.


Los amigos siguen siendo la principal vía para encontrar a tu media naranja, pero cada vez menos. Le siguen lugares de ocio y, en tercer lugar, Internet, que cada vez gana más espacio


En 2010, casi el 81% de la población de Estados Unidos vive en ciudades. En 1940 eran el 57%.

Nos apelotonamos cada vez más en áreas pequeñas. Eso hace que interactuaems con personas de orígenes muy dispares: desde el compatriota que viene desde la otra punta de tu país, hasta la extranjera que ha montado un negocio debajo de tu casa. Por no hablar de los turistas que se dejan caer por las calles de la ciudad.

El tercer lugar es el que habitas ahora, internet. Ya que estás aquí, date una vuelta.

[Via BBC]




share