Actualidad

EEUU aplaza la entrada de transgéneros al ejército al dudar de su defensa a la nación

El secretario de Defensa, Jim Mattis, ha aplazado su alistamiento un día antes de que la medida entrara en funcionamiento

La administración de Donald Trump no confía en que los transgéneros puedan defender a su país. El 1 de julio tenía que entrar en vigor una política, establecida por el Gobierno de Barack Obama, que les permitía finalmente alistarse en el ejército. Pero un día antes de que esto ocurriera, el actual secretario de Defensa, Jim Mattis, les arrebató esta posibilidad al aplazar la medida hasta el 1 de enero.

Un tiempo de espera que el Pentágono invertirá en solicitar un estudio que determine si su presencia en las filas del ejército afectará a la capacidad militar y a la letalidad de las fuerzas estadounidenses. Como si por ser transgéneros tuviesen menos capacidades que el resto.

Mattis alegó en un comunicado que había tomado esta decisión después de que coversaciones con altos funcionarios de Defensa le llevaran a concluir que necesitaban más tiempo para acabar ejecutando la política. Aunque, en su opinión, dicho retraso "no presupone un resultado de ninguna manera".

"Desde que llegué a la Secretaria de Defensa, he enfatizado que el Departamento de Defensa debe medir cada decisión con un estándar crítico: ¿afectará la decisión la preparación y la letalidad de la fuerza?. Dicho de otro modo, ¿cómo afectará en la capacidad de los militares de Estados Unidos para defender a la nación?".

Reuters

En su momento, el antiguo secretario de Defensa, Ash Carter, ya ofreció al Pentágono un año para decidir cómo empezarían a reclutar a potenciales soldados transgéneros. A pesar de que dicha directriz avivó las críticas de defensores de la comunidad LGTBI, ahora la discriminación que socava sus derechos se ha agudizado.

El retraso al que se ha sometido a la medida que estaba a punto de abrir las puertas del ejército a personas que antes no tenían ninguna garantía de servir a su país "no tiene sentido", sostuvo Aaron Belkin, el director del instituto de investigación, Palm Center, que ha orientado al Pentágono con algunas investigaciones sobre sexualidad.

"A pesar de que durante el año pasado soldados transgénero han servido exitosamente al ejército, los miembros del Congreso están denigrando el valor que pueden aportar al servicio militar. Por su parte, los jefes del ejército están presionando al secretario Mattis para que mantenga la prohibición de su alistamiento a pesar de no tener nuevos argumentos ni datos para respaldar sus afirmaciones", añadió Belkin.

¿Cómo afectará en la capacidad de los militares de Estados Unidos para defender a la nación?"

Aunque esta medida ha despertado numerosas críticas, las esferas conservadoras del país aún cuentan con argumentos para defenderla. El teniente general retirado y vicepresidente del Family Research Council, Jerry Boykin, alegó que la política firmada el año pasado no mejorará la capacidad de los militares para ganar guerras.

"Se espera que el personal que se identifique como transgénero reciba excepciones a políticas y necesidades médicas que sus compañeros no tendrán. Estas excepciones pueden aplicarse a todo, desde a las normas de aptitud física y mental hasta a directrices de vestimenta y presentación que crean una injusticia que socavará la cohesión y la moral de la unidad".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar