Actualidad

Esto es lo que el miedo a los refugiados dice de Europa, según Slavoj Žižek

El filósofo esloveno reflexiona sobre las dos formas con las que hemos enfrentado la llegada de los refugiados a suelo europeo

El sociólogo esloveno Slavoj Žižek publicó hace unas semanas un artículo sobre el miedo que despierta en Europa la llegada de refugiados y migrantes económicos. Un miedo que, según el autor, dice mucho más de nosotros que de los mismos refugiados.

La idea que Žižek desarrolla, crítica tanto nuestro sentimiento inmigratorio como la supuesta falsa empatía que sentimos hacia los inmigrantes que huyen de la guerra en países como Siria.

“Extrapolando el asunto al extremo, incluso si nuestros prejuicios sobre que los refugiados son fundamentalistas y se dedican a violar y robar fuera cierto, en realidad esta paranoia hacia los refugiados sigue siendo una patología ideológica”.

“Dice más de sobre nosotros, los europeos, que sobre los inmigrantes. La verdadera cuestión no es si los inmigrantes son una amenaza para Europa, sino, ¿qué dice sobre la debilidad europea esta obsesión con que los inmigrantes sean una amenaza?”.

[...]

“Hay dos dimensiones con las que debemos tener cuidado. Una de ellas es el miedo a la islamización de Europa que tiene relación con nuestra idea absurda de relacionar a los refugiados con los terroristas de los que ellos mismos huyen”.

“La otra dimensión es la idealización humanitaria de los refugiados. Es decir, el espectáculo tragicómico de la infinita auto-culpabilización de que los europeos supuestamente traicionamos nuestra humanidad y la cambiamos por una Europa asesina que deja miles de cadáveres en sus costas”.

[...]

“No hay un compromiso aquí, ningún punto en el que las dos dimensiones confluyan. El mínimo grado de exactitud de las afirmaciones racistas contra los inmigrantes no sirve para justificar la paranoia”.

“Tampoco la auto-culpabilización humanitaria totalmente narcisista es viable ya que cierra la posibilidad a un verdadero encuentro con el refugiado”.

“La tarea es poder hablar de todos los temas desagradables abiertamente, sin estar comprometidos con el racismo”.

“Descartes, el padre de la filosofía moderna, escribió que cuando era joven, las costumbres extranjeras le parecían ridículas y excéntricas y se preguntó a sí mismo si sus propias costumbres no le parecerían a los demás igual de ridículas”.

[...]

“Una forma de vida, no se compone de un conjunto de valores abstractos (cristianos o musulmanes) sino que está encuadrada en una espesa red de prácticas cotidianas: nuestra forma de correr, cantar, hacer el amor, comer…”

[...]

“El punto, de este modo, no es el de reconocernos en los extraños sino reconocer un extraño en nosotros mismos”.

“El reconocimiento de que somos todos, cada uno a su manera, unos lunáticos extraños, ofrece la única esperanza de una tolerable coexistencia de diferentes formas de vida”.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar