Actualidad

De niños soldado en Sierra Leona a mercenarios en Irak de la mano de una empresa británica

Así es como funciona el negocio más sucio del mundo

El negocio de la guerra siempre ha buscado la manera de obtener el mayor beneficio posible al menor coste. Pero una empresa militar privada de Reino Unido ha llevado esta máxima a un nivel extremo.

El exdirector de la empresa Aegis Defence Services ha revelado que esta empresa ha contratado mercenarios procedentes de Sierra Leona para trabajar en Irak porque eran más baratos que los europeos.

Muchos de ellos habían sido niños soldado.

"Probablemente tendrías un ejército mejor si contratas gente solo de Inglaterra. Pero eso no es rentable. Así que vas de los ingleses a los nepalíes y a los asiáticos, y luego, en algún punto dices, me temo que ahora lo único que nos podemos permitir son los africanos", ha declarado Ellery.

El exdirector asegura que su empresa no preguntaba a los que reclutaban si habían sido niños soldado.

Tampoco lo comprobaban.

Aegis, presidida por Sir Nicholas Soames, miembro del parlamento de los tories y nieto de Winston Churchill, lleva desde 2004 contratando a personas para proteger las bases militares de EEUU en Irak.

Mercenarios para proteger al ejército.

Antes de empezar a contratar africanos, Aegis había apostado por británicos, estadounidenses y nepalíes. Hasta que empezaron a firmar contratos con soldados de Sierra Leona que apenas reciben 16 dólares al día.

El documental danés El nuevo trabajo de los niños soldado, reveló que cerca de 2.500 personas de Sierra Leona han sido contratados por la empresa, entre ellos muchos niños soldado.

Vídeo

"Cada vez que cojo un arma, me recuerda el pasado. Trae de vuelta muchas memorias", relata Gibrilla Kuyateh, uno de los niños soldado entrevistados en el documental, que fue reclutado a los 13 años por los mismos rebeldes que mataron a su madre.

La ironía es que ahora trabaja para la compañía que fue fundada por el mismo hombre que estuvo involucrado en la importación de 100 toneladas de armas a Sierra Leona en apoyo al ejército gubernamental, Tim Spicer. La historia fue todo un escándalo en 1998.

Pero ahí no acaba todo.

Ellery, el exdirector de la empresa de mercenarios, fue jefe de personal de la misión de la ONU en Sierra Leona cuando la organización se dedicaba a la desmovilización de miles de niños soldado.

Años más tarde, Ellery era el encargado de volver a poner un arma en las manos de esos mismos niños que ahora ya eran mayores de edad.

Cuando la guerra civil de Sierra Leona acabó en 2002, la comunidad internacional se gastó miles de dólares en ayudar a los miembros de la milicia a llevar una vida pacífica. La misión de la ONU desmovilizó a más de 75.000 combatientes, incluyendo cerca de 7.000 niños soldado.

Ahora, esos que fueron niños esclavizados por el horror de la guerra patrullan las instalaciones estadounidenses junto a otros soldados como ellos de Kenia y Uganda.

Perdieron una infancia entre balas para encontrar una madurez igual de injusta.

[Vía The Guardian]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar