PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

7 maneras incómodas en las que las relaciones cambian con el paso del tiempo

H

 

La ilustradora Sarah C. Andersen retrata la confianza de las relaciones estables a través de siete viñetas. Y ya sabemos que la confianza... da asco

silvia laboreo

10 Mayo 2016 23:59

Cuando empiezas con alguien todo es maravilloso. Los días son un festival de fuegos artificiales, mariposas, cosquilleos en la barriga y todo es nuevo y emocionante. Pero con el tiempo, las relaciones de pareja van cambiando y se tornan más cotidianas. Para bien, y para mal.

Las relaciones estables requieren más comunicación y confianza para mantenerse en pie... e irremediablemente las cosas van cambiando con el paso del tiempo. ¿Empeorando quizás?

La ilustradora Sarah C.Andersen, responsable del webcomic Sarah's Scribbles, ha retratado los pequeños cambios que suceden en una relación con el paso del tiempo a través de 7 divertidas viñetas. Porque convivir con alguien es una declaración de aceptación "total" y confianza (casi) ciega. Y ya sabemos que la confianza... da asco.


1. Preparación:

Cuando quedas con alguien los primeros meses la media hora de antes se convierte en una carrera contrarreloj con un solo objetivo: estar totalmente perfecto para la otra persona. Ni un pelo fuera de su sitio, el maquillaje perfecto, la barba afeitada y la ropa bien planchada. Pero con el tiempo, te das cuenta que esa persona te va a querer hagas lo que hagas o tengas las pintas que tengas. Y eso se traduce en pijama, zapatillas de estar por casa y pelo despeinado 24/7. Ya sabes, lo importante es estar cómodo.


2. Dormir acurrucados:

Dormir abrazado a tu pareja es una de las mejores cosas del mundo... durante un tiempo. Al final todos queremos sentir que nuestro lado de la cama es una nación soberana... y el edredón un trofeo por el que que merece la pena luchar. Del abrazo se pasa al te quita toda la manta, te echa de la cama o no deja de roncar. Y eso suele ocurrir a partir del segundo mes de noviazgo.

Avisado quedas.


3. Salir a cenar:


Comer delante de alguien que no conoces puede ser muy incómodo. Por eso, en las primeras citas optamos por elegir los alimentos más "neutros" de la carta del restaurante. Pero conforme aumenta la confianza también lo hace el hambre. Tras la hamburguesa y la pizza del segundo y tercer encuentro, es probable que te veas a ti mismo comiéndote un burrito monstruoso y grasiento a partir de la cuarta cita. Y apostando con tu pareja a ver quién se lo engulle antes.


4. Comunicación:


Cuando pasas mucho tiempo con alguien, desarrollas un lenguaje propio con esa persona. Y un vocabulario que provoca hiperglucemia con tan solo escucharlo.


5. Honestidad:

Cuando llevas poco tiempo con tu pareja, hablar de ciertos temas puede ser algo muy vergonzoso. Pero con el tiempo todos esos tabúes se disipan y la tendencia a la escatología se vuelve algo normal en vuestras conversaciones.


6. Intimidad

Las películas y las revistas pueden hacerte sentir que tienes que tener un alter ego súper seductor para mantener viva la llama de la pasión. Con el tiempo, te darás cuenta de que eso es totalmente innecesario. Y tus tácticas de seducción evolucionarán hacia métodos más simples... ¿y efectivos?


7. Sentimientos

Si estas con alguien que ha visto la versión más desagradable, estúpida, perezosa y cursi de ti mismo y aún así te quiere... Enhorabuena, has encontrado a la persona perfecta para ti.

share