Actualidad

Sangre, cardenales y varices: cuando el placer sucede al dolor

El artista portugués Duarte Vitória muestra un mundo en el que la enfermedad y el erotismo pueden ser sinónimos

Podríamos pasar horas detenidos ante nuestra piel: leyendo nuestras varices, siguiendo el rastro de nuestro vello, atendiendo a los puntos rojos, a los puntos blancos, a los puntos negros y también a las miles de pecas de nuestro rostro. Podríamos pasar horas, y también días, mirando las pieles de nuestros amantes con la voluntad de encontrar pequeñas marcas secretas, moratones de amor, cicatrices de guerras pasadas por las que luego preguntaremos con curiosidad y quizá también con celos. Porque la piel es imperfecta, pero es precisamente su imperfección lo que nos hace amarla tanto. El artista portugués Duarte Vitória conoce esos secretos del cuerpo de la mujer, y los retrata con todo su amor y su violencia en estos cuadros en los que las varices, los cardenales, la sangre y la carne femenina son los verdaderos protagonistas. Cuerpos que huelen a pintura caliente. Latidos de corazones que huelen a un erótico dolor.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar