Actualidad

Esta es la última propuesta de Putin para paralizar la guerra de Siria

Rusia ha conseguido que Turquía, Irán, Siria y EEUU den su visto bueno al plan

Moscú ha esbozado unas zonas de seguridad en el mapa de Siria. La intención de Vladimir Putin, que ya cuenta con el apoyo del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, es poner una pausa en la guerra y reforzar un alto al fuego entre rebeldes y el régimen sirio, quienes han recuperado negociaciones este miércoles en Astaná.

Según Putin, estas zonas de seguridad irían acompañadas de un espacio de exclusión aérea, para evitar que aviones sobrevuelen el terreno a no ser que se se produzca actividad militar. El proyecto se aplicaría a cuatro zonas del país donde los insurgentes no afiliados al Estado Islámico mantienen territorio significativo, con el objetivo de que los civiles puedan vivir sin ser el blanco de cualquiera de las dos partes en conflicto. Pero el plan, también defiende la necesidad de grupos rebeldes para luchar contra Estado Islámico y Al Qaeda, que no están presentes en ningún proceso de paz.

A pesar de las diferentes posturas entre Ankara y Moscú en la guerra en Siria, Putin cuenta con el apoyo de Erdogan, con quien se reunió en Sochi este miércoles, en paralelo a la reunión de Astaná. La propuesta también fue tratada el martes con el presidente estadounidense, Donald Trump, a través de una llamada telefónica, tal y como recoge CNN y provisionalmente cuenta con el apoyo de Teherán y el propio Damasco.

La razón que ha llevado a Putin y a Erdogan a establecer puntos en común, es al parecer su interés en pacificar la región, tras siete años de guerra y más de 400.000 muertos. En este sentido, Putin señaló que ambos parten de la base de que "la creación de zonas de seguridad debería conducir a una mayor pacificación y al cese de las hostilidades", señaló Putin en Sochi.

"Nosotros, como garantes - Turquía, Irán, Rusia - haremos todo lo posible para que esto funcione", recalcó Putin en declaraciones realizadas en la televisión rusa

Aún así, la propuesta todavía se enfrenta a varios obstáculos, principalmente a que todavía tiene que conseguir el apoyo definitivo de las dos partes en combate. En tanto, este miércoles varios grupos insurgentes suspendieron su participación en las conversaciones en protesta por el bombardeo del día anterior, donde murieron una docena de civiles, tal y como recoge New York Times. Además, los rebeldes desconfían de Moscú en lo referente a la propuesta, porque no saben hasta qué punto le interesa a Putin poner freno a la guerra en Siria.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar