Actualidad

Follón eurovisivo: Ucrania prohíbe a la cantante de Rusia actuar en Eurovisión

El conflicto político entre los dos países se pone bajo los focos del festival más pop del continente

Si de algo no se puede librar Eurovisión –aparte de los estribillos pegadizos y los estilismos horteras – es de un componente político que por mucho que sus organizadores intenten evitar, aparece en cada una de las ediciones.

Desde el supuesto tongazo del régimen franquista para que ganara Massiel, pasando por el intento de Georgia en 2009 de colar una canción titulada We Don't Wanna Put In (viva la sutileza georgiana) no se recordaba un follón como el que se está cociendo actualmente.

¿Los protagonistas? Rusia y Ucrania. Ucrania y Rusia. Dos enemigos irreconciliables que han decidido trasladar el campo de batalla a los escenarios cartón-piedra de Eurovisión.

 

Como ya se rumoreaba desde hace unos días, el Servicio Nacional de Seguridad de Ucrania (SBU) ha prohibido de manera oficial a la representante de Rusia, Yulia Samoylova, viajar a Kiev, ciudad donde se celebra Eurovisión este año. De hecho, Samoylova tiene prohibido pisar Ucrania en 3 años.

Y todo porque la cantante rusa actuó en Crimea en 2015. La región está anexionada a Rusia desde hace años y el SBU considera que la visita de Samylova supone una violación de la soberanía Ucraniana ya que la cantante entró en la zona sin pasar por los controles fronterizos.

El nombramiento a principios de este mes de Samylova como la representante de Rusia en Eurovisión ponía fin a un periodo de especulaciones sobre si los rusos participarían o no en la edición de este año. Existía el miedo de que Rusia intentara boicotear el concurso debido a su pésima relación con Ucrania y a la creencia por parte de algunos sectores de que el festival se había politizado excesivamente. Sin embargo, otros creen que precisamente la elección de Samylova fue el boicot perfecto. Moscú sabía que la cantante había viajado a Crimea la lista negra ucraniana que prohíbe la entrada en el país a todos rusos que estén a favor de la anexión de Crimea.

Como ya se rumoreaba desde hace unos días, el Servicio Nacional de Seguridad de Ucrania (SBU) ha prohibido de manera oficial a la representante de Rusia, Yulia Samoylova, viajar a Kiev, ciudad en donde se celebra Eurovisión este año.

Los organizadores del festival mostraban su decepción a través de un comunicado: “tenemos que respetar las leyes locales del país anfitrión, sin embargo estamos profundamente decepcionados por esta decisión ya que nos parece que va en contra tanto del espíritu del concurso como de la noción de inclusividad que yace en el corazón de sus valores".

En estos momentos, los responsables del festival aseguran estar buscando una solución diplomática con el gobierno ucraniano y han ofrecido a la cantante poder participar en las semifinales desde Moscú a través de una retransmisión en directo desde Canal Uno de Rusia. Si pasa la ronda de los semifinales, participaría en la final de la misma manera y sin tener que pisar suelo ucraniano.

Por otro lado, el Canal Uno de Rusia, televisión que emite el concurso, remarcó que “Ucrania no tiene ni siquiera el sentido común para hacer uso de esta oportunidad para ser vista como un país civilizado”. Y el vicecanciller de Rusia, Grigory Karasin, declaró que la decisión de prohibir la actuación de la cantante era un “acto cínico e inhumano”.

El beef entre Rusia y Ucrania no ha sido el único conflicto que ha sacudido la edición de este año. El pasado 21 de febrero, varios de los productores de Eurovisión renunciaban en medio de acusaciones de corrupción.

La final de Eurovisión se celebrará el próximo 13 de mayo en Kiev. Veremos si durante la noche se escucha en algún momento la famosa cantinela "Russia, 12 points”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar