PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Rusia y China desplazan sus buques a Corea del Norte en respuesta a EEUU

H

 

El primer paso de Rusia y China frente al envío de portaaviones estadounidenses a las costas de Corea del Norte

Sara Pérez

18 Abril 2017 15:38

La tensión en Corea del Norte aumenta. Rusia y China han enviado este domingo barcos de espionaje para vigilar de cerca el portaaviones estadounidense USS Carl Vinson que está viajando hacia la costa norcoreana.



Según varios testimonios de fuentes diplomáticas del Gobierno japonés que recogió el diario de Japón The Yomiuri Shimbun "parece que ambos países tienen como objetivo investigar los movimientos de los Estados Unidos, que está mostrando una postura de no excluir la acción militar contra Corea del Norte".

Los barcos son símbolo de "el fortalecimiento de las actividades de alerta y vigilancia en las aguas y el espacio aéreo alrededor de la zona",  tal y como recalcó el mismo periódico.

Tanto Rusia como China han expresado su preocupación por la postura estadounidense. El portavoz del Kremlin Dmitry Peskov, dijo el viernes que Moscú estaba observando la situación con "gran preocupación" e instó a todas las partes "no continuar con acciones que podrían consistir en cualquier paso de provocación".

Mientras que Donald Trump no ha descartado una intervención militar frente al régimen y Kim Jong-un ha advertido estar preparado para "la guerra", Pekín ha ido en busca de Moscú para intentar controlar el aumento de tensión tras las pruebas nucleares y lanzamientos balísticos por parte de Pyongyang. El envío de sus buques a la zona parecen significar que no están dispuestos a permitir una posible intervención militar unilateral estadounidense.

Trump describió la fuerza enviada a la región principios de abril como una "armada" y dijo que algunos "submarinos son más potentes que algunos portaaviones", tal y como recoge Reuters. Después de estas declaraciones, Kim Jong-Un respondió a Trump con la posibilidad de declararle la guerra pero el Pentágono desoyó la advertencia y movilizó otros dos portaaviones hacia la península coreana: el USS Ronald Reagan y el USS Nimitz, según informó la agencia de noticias surcoreana Yonhap.


share